Madre desesperada, adolescencia y relaciones sexuales premaritales

PREGUNTA 

“Estoy destruida, es lo primero que puedo decirle. Tengo una hija de 15 años, que arruinó mi vida. Mi esposo es pastor, y juntos queremos que nuestros hijos sean felices, ¿pero qué hizo la muy ingrata?, nos mintió. Mientras todos dormíamos de noche, ella se escapaba con alguien de 20 años, que conoció por chat y luego en la parada del bus. Esto comenzó hace 2 meses. Le dijimos muchas veces que no tenga novios (ya tuvo 3 o 4, y una vez de a dos). Le hablamos, le contamos anécdotas de chicas que quedaron embarazadas a los 14 o 15 años. Que todo tiene su tiempo, Que espere, que no arruine su vida.... ¡Qué no le dijimos!


Pero, nos mintió. Tenía novio a escondidas nuestra. Le preguntamos si lo tenía y nos dijo un montón de veces que no. Yo descubrí que de noche alguien salía de la casa, porque las puertas no estaban iguales a como las dejaba al irme a dormir, pero mis hijos me decían que me estaba volviendo loca, que me olvido las cosas, que me parecía.... pero yo estaba segura, sólo que no lo pude probar. Nunca me imaginé que pudiera irse así. Una noche mi hijito se despertó, y al pasar por la cama de la ingrata, vi que ella no estaba, y no estaba por ningún lado. La puerta de calle estaba sin llave, pero ella no estaba. La busqué a la madrugada en la plaza, en las calles, en los ciber y no estaba. Apareció varias horas después. Casi la mato, si no fuera que soy su madre. Ella dijo que sabía que tarde o temprano la descubriría, pero igual se iba. Dijo que se fue con amigos.... pero que había cortado con su novio.

Esto es horrible. No puedo creer que ella hiciera eso. No creíamos que se vio sólo con amigos. Al día siguiente mi esposo, bajó conversaciones de chat y nos enteramos que había tenido relaciones con su novio. Me quiero morir mientras escribo esto. Ayer descubrimos todo y creo que por única vez en su vida dijo la verdad: Dos meses de novia, noches varias saliendo a escondidas, y dos relaciones con su novio (que según ella no quería pero se dio).

Mi angustia es muy grande. Ella sólo tiene 15 malditos años. Dios no permitió que quedara embarazada, pero ¿de que valió todo lo que le dimos?: Educación cristiana, padres cristianos, iglesia, coros, sociedad de jóvenes, reuniones, salidas, viajes, campamentos. ¿Será que yo dormía? ¿Cómo pude ser tan tonta? Me siento traicionada por ella. Hace dos día que no le hablo, y si lo hago lo hago de mala manera. Preferiría que estuviera muerta a verla así. Es horrible lo sé. ¿Qué hago? La llevo a algún médico ginecólogo? ¿Tiene HIV? ¿La expongo a la iglesia? Sólo sabe una sola de sus amigas. ¿Pero como creer cuando me mintió tanto? Me quiero ir sola por ahí y no volver nunca más, pero tengo 2 hijos más y un marido.

Sé que tengo que perdonar pero no puedo ahora. Es como una pesadilla, solo que los días pasan y la pesadilla sigue. Deme un consejo, lo necesito, por favor. Ahora ¿cómo sigo con mi vida? ¿Qué debe hacer ella? Ella no vé el problema, no ve el pecado que hizo. Ya no quiero vivir, ni siquiera tengo fuerza para llorar. Ojalá mi vida acabara ahora o que Cristo vuelva ya. Estoy destruida, es todo lo que soy. Gracias por estar ahí, Dios lo ilumine al escribirme. Gracias. Digamé: ¿Qué hice mal? No puedo creer que esto me esté sucediendo”.


RESPUESTA 

Apreciada hermana:

Quiero hablarle con amor, con mucho cariño, pero con firmeza. El amor no excluye el decir las cosas con total trasparencia y sin ambigüedad.

Apreciada hermana, quiero decirle en primer lugar ¡déjese de dramas!, eso es para obras de teatro donde exageran todo y este no es el momento para eso. Por favor, ¡deje la telenovela!, eso es para adolescentes inmaduros y por la edad de su hija supongo que usted ya dejó, al menos físicamente, de ser adolescente, su vida no es una telenovela a menos que usted lo desee. Déjese de ópera, esos melodramas son para gente que no reflexiona suficientemente, y en este momento, lo menos que se necesita es paralizar el entendimiento.

El asunto en perspectiva 

Su hija no le ha hecho nada a usted. Escúcheme bien por favor, SU HIJA NO LE HA HECHO NADA A USTED, lo que se ha hecho, se lo ha hecho a sí misma. El escaparse de noche, juntarse con amigos, tener un novio (y varios según usted), el tener incluso relaciones sexuales, no es el problema, es apenas el síntoma.
  • Usted dice: “mi hija arruinó mi vida”. ¿Cómo se le ocurre esa idea? La que está en camino de arruinar su vida permanentemente es su hija, no la ayude usted convirtiéndose en su sepulturero. 
  • Usted dice: “Me quiero morir”. ¿Cómo se le ocurre? Eso es mirar el problema con miopía, es focalizar el problema en usted y no en entender la razón por la que su hija ha venido sistemáticamente haciendo lo que hace. 
  • Usted dice: “Me siento traicionada por ella”. ¿Y su hija? ¿Dónde ha estado usted en este tiempo? 
  • Usted dice: “¿Cómo sigo con mi vida?”. De una forma totalmente diferente, ¡por supuesto!, algo ha estado haciendo que ha provocado todo esto. De hecho, comience de una vez a ser madre y apague la tele, déjese de telenovelas mexicanas, no le hace bien el melodrama, no ayuda, menos en casos así. 
  • Usted dice: “Ojalá mi vida acabara ahora o que Cristo vuelva ya. Estoy destruida, es todo lo que soy”. Una vez más, melodrama y del más barato, no se necesita ser genio para escribir líneas tan lastimeramente egoístas. No es usted la que está destruida, es su hija. Cambie la perspectiva. 
  • Usted dice: “Preferiría que estuviera muerta a verla así”. Hermana, ¡cómo se le ocurre decir eso! Aunque la Biblia dice que de la abundancia de la mente habla la boca, por Dios que debe ser terrible el capricho y el egoísmo que por la imagen o por cualquier otra estupidez se prefiera que la hija esté muerta, en vez de enfrentar la situación con valentía y con amor. 
A los quince años se es una niña 

A los 15 años su hija debería estar jugando con muñecas, no con muñecos. Debería dormir en su cama abrazada a su peluche y no dormir en otro lado abrazada a un sinvergüenza. Sin embargo, si una niña hace lo que ella, es porque de algún modo se está rebelando frente a una presión que ya resulta intolerable.

Su hija es una niña. No tiene como usted dice: “15 malditos años”. ¿Se da cuenta las frases que usa? Si las escribe a un extraño como yo, ¿qué le dirá a su hija cara a cara? No quisiera estar en los zapatos de esta niña, pobrecita, oro a Dios para que le de sabiduría a su hija para no escuchar las necedades de su madre. 

Se lo vuelvo a repetir, su hija es una niña.

Una niña que tiene un serio problema emocional, tan serio que no ha dudado en escaparse de noche para estar con un adulto. Al que debería meter a la cárcel, buscarlo, y demandarlo por corrupción de menores es a ese sinvergüenza que seguramente todo el tiempo ha sabido lo que está haciendo. Porque los parásitos que andan buscando víctimas a quienes seducir, precisamente buscan a niñas desprovistas de cariño, con madres autoritarias, con padres afectivamente ausentes, hijas de familias que creen que con el pan y la educación ya han hecho mucho, y por lo tanto, buscan en las redes sociales, como pescadores con paciencia, a niñitas ingenuas, con una inteligencia emocional nula, para seducirlas y darles el afecto y la contención emocional que no han tenido en sus hogares de origen para de esa forma abusar de ellas.

¿Qué hacer?

Me pregunta qué debe hacer. Pues bien. Primero vaya al baño, lávese la cara, límpiese la nariz, respire profundo, ore a Dios por sabiduría y luego salga, abrace a su hija ¡pero de verdad!, para que le crea, bésela y pídale perdón.

Pídale perdón por no haber estado allí para escucharla, pídale perdón por no haberle dado lo que debería haberle dado que tuvo que ir a buscarlo en brazos de un sinvergüenza.

Llore a su lado y dígale que no importa lo que pase usted seguirá siendo su madre, que la amará aunque se acueste con diez tipos, que la amará aunque tenga Sida, que la amará aunque siga haciendo tonterías, que será su madre y aunque todo el mundo la apedree usted estará a su lado. Tiene que ser creíble, y sólo cuando sea creíble habrá esperanzas para que su hija tenga otra conducta menos autodestructiva.

Luego, cuando estén calmados, y haya dejado el melodrama a un lado, compórtese como madre. Deje de recriminar. Su hija no necesita verdugos en casa, ya bastantes tendrá afuera de su hogar, y le aseguro que los habrá. No necesita acusadores, en algún momento despertará de su inmadurez y la acusación más dura será de ella misma. Su hija necesita amor incondicional, que es lo único que puede ayudarla.

¡Es una niña, por Dios! ¡Una niña! No una cualquiera como usted la pinta. Es una niña. Cuando le dice que tuvo relaciones sexuales sin querer y que sólo se dio, créale porque es cierto. A los quince años la relación sexual no tiene el sentido que tiene para un adulto, como el caso del sinvergüenza que la sedujo.

En algún momento, calmada, porque es lo que necesita usted, calma. Pregúntele si tuvo relaciones sexuales con protección o sin protección (si no sabe, enséñele lo que es un condón), si tuvo relaciones sin protección, vaya a un médico (su hija está para pediatra), y pida que le hagan un examen para descartar enfermedades venéreas y Sida. Pero por favor, ¡no haga dramas! Nada de estar llorando, nada de decir “esta niñita mire lo que me hizo, porque eso para una ópera de Verdi”.

Y luego, déjele de echar la culpa a Dios que Dios no tiene nada que ver con embarazos no deseados ni sexo desenfrenado.

Ame a su hija, ámela como nos ama Dios, sin recriminaciones y entendiendo que somos frágiles y que sólo el amor produce cambios.

El amor incondicional 
  • La Biblia dice: “El amor cubre multitudes de pecados”… Espero que tenga el amor para cubrir el pecado de su hija, así como Dios tiene amor para cubrir sus pecados, que son varios por la carta que me escribe: Orgullo, vanidad, egoísmo, capricho, presunción… (mejor no sigo). 
  • La Biblia dice: “El perfecto amor hecha fuera el temor”. Pregúntese ¿dónde ha estado mi amor que mi hija ha tenido miedo de contarme sus angustias, sus temores, sus ansiedades, sus carencias… que ha tenido que ir donde un sinvergüenza corrupto? 
Póngase a estudiar. Aprenda que la mayoría de los estudios sobre iniciación sexual precoz y embarazo infanto-juvenil (y su hija, si no se ha dado cuenta entra en el ámbito de “infantil” porque tiene 15 benditos años), muestran que la razón fundamental del involucramiento sexual de niñas tiene que ver con la falta de afectividad en sus hogares de origen (especialmente con su padre) y también con situaciones traumáticas vividas en la niñez. Así que en vez de acusarla, hágase junto a su esposo una autoevaluación para establecer en qué medida han sido responsables de falta de afecto o ausencia afectiva, y si saben de alguna situación traumática de su hija a menor edad busquen ayuda y no un fiscal. 
  • Cuando los padres dan reglas, pero no cariño. 
  • Cuando ponen la normas por sobre los principios. 
  • Cuando están más ocupados de la imagen y el qué dirán. 
  • Cuando se ocupan de la “Obra”, sin hacer la obra con sus hijos. 
Entonces, lanzan a sus hijos a las manos de sinvergüenzas que saben muy bien como manipular a criaturas confundidas y con serios problemas emocionales.

Busquen a un psicólogo o psicóloga especialista en familias con conflictos y pídale que le haga una evaluación a toda la familia y luego terapia familiar. Todos la necesitan, empezando por usted y su esposo… que de paso, no tiene derecho a andar mirando en el chat de su hija, eso es violación de privacidad.

Su hija necesita perdón, pero no del perdón condescendiente que se da al perro luego de haber hecho una maldad, sino el perdón incondicional que ofrece Dios que dice amarnos pese a nuestros errores.

Conclusión

Soy hijo de una madre excepcional que amo de todo corazón. ¿Sabe por qué amo tanto a mi madre? Porque fue abandonada a los 35 años y no hizo drama, ni telenovela, menos ópera… sólo nos amó a los cinco, y vaya que le dimos desilusiones. 
  • Uno de mis hermanos fue drogadicto y fue salvado por su amor, hoy día es comerciante, hippie, pero no drogadicto. 
  • Otro fue dirigente político y ella lo siguió amando, aún cuando siempre despreció la política, ahora es pastor bautista. 
  • Otro de mis hermanos murió de cáncer, y ¿sabe qué hizo la viuda de mi hermano? No quiso ir a vivir con su familia de origen, sino que se quedó a vivir con mi madre, por amor.
  • De mi, recibió una gran desilusión quería que fuera médico o pastor bautista, y terminé siendo pastor adventista… pero igual me ama y siempre me ha respetado. 
Respeto a mi vieja, como cariñosamente la llamo, porque no es guionista de telenovelas, porque siempre entendió que los seres humanos pueden equivocarse, y a los hijos hay que seguir amándolos hagan lo que hagan.

Querida hermana, sé que esta carta es dura para usted. Pero quiero decirle que será mucho más duro el día en que su hija se marche de noche para perderse indefinidamente en la oscuridad. Si usted no cambia de actitud, y comienza a comportarse como una madre que ama incondicionalmente, es probable que esté ayudando a su hija a preparar la maleta… Al menos, si usted no cambia y yo fuera su hija, me iría de noche para no volver más.

________________________________

Tal como en las otras respuestas, publicamos la misma con autorización de la persona involucrada. Sin embargo, quienes nos preguntan a través de nuestro blog, asumen la autorización explícita para publicar la respuesta en el mismo sitio. 


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 

No se permite la publicación de este material sin la previa autorización del autor.

25 comentarios:

  1. Victor Raul Tenorio1 de abril de 2010, 18:41

    Bravo!!!!!!!!... muy buena.. objetiva y cristiana la respuesta...

    ResponderEliminar
  2. Suspiro, porque tendria tanto por escribir... pero no es tiempo ni lugar para expresar todo lo que desperto en mi esta carta. Soy mama, fui esposa de pastor, sigo siendo hija de Dios. Fui maltratada de distintas formas por distintas personas, sin embargo, la actitud que leia era de alguien dolorida pero mas alla de eso, preocupada por lo intrascendente... lo que importa aqui es la niña, nadie mas... nada de que diran, de que hacer, de ministerio, de iglesia, de blas y blas y blas. Es ella la que en este momento necesita AMOR y no repelo; necesita PERDON y no ignorancia... ¡¡no tiene lepra!! ¡¡no esta enferma!! ¡¡por favor, en el nombre de Jesus te pido querida hermana, no la llames ingrata... no dejo de ser tu hija... por favor, no le retires el cariño que tanto le hace falta! Quiero entender la trascendencia "aparente" de este "pecado terrible"... mi amada hermana... ¡te amo mas aun en tu desesperacion y en tu ceguera! Porque tanto vos, como tu hija, hoy necesitan ser mas amadas que nunca...
    Karina.

    ResponderEliminar
  3. Lo compartire muy interesante

    ResponderEliminar
  4. Anita Benalcázar1 de abril de 2010, 19:38

    Lei toda la reflexion, GRACIAS. Estas son las respuestas que se necesitan, PARA AYUDAR y no convertir la vida en una tragedia barata, tambien compartire la respuesta. Dios le siga ayudando a orientarnos en la REALIDAD !!!

    ResponderEliminar
  5. Miguel, me encantan esos articulos que esta compartiendo, muchas gracias y felicitaciones, Dios los bendiga, abrazos!!!!

    ResponderEliminar
  6. Nery Sanchez Jauregui1 de abril de 2010, 20:06

    "oh que maravilla saber que Dios no va a decir nunca todo lo que meresco mas el me dice con amor eterno te amado,estoy de acuerdo con lo q dice, en su mensaje,es verdad,acaso el amor de Dios no es comparado con el amor de una madre, pidamos sabiduria para que sea una realidad en nuestras vidas"

    ResponderEliminar
  7. Rossana Ximena Bustamante Soto1 de abril de 2010, 20:07

    "Genial quede para adentro muy buena y Cristocentica la respuesta Dios lo bendiga!!!"

    ResponderEliminar
  8. Encontre muy buena su respuesta firme y con amor cristiano. Gracias por compartir con nosotros testimonios reales. Dios lo siga llenando de bendiciones!! Gracias!!

    ResponderEliminar
  9. "Los hijos no son ingratos sólo toman su camino como nosotros y si Dios no los juzga menos nosotros. Ellos al llegar a la adolescencia, adolecen de todo lo que no pudimos darle en la infancia, la mayoría de las veces mucho amor, atención y compañía. Es por eso que le doy la razón a mi pareja cuando me dice que la mama debe quedarse en casa, no para ser la ama de casa tradicional, sino guía espiritual de ellos, y guía material, enseñarles lo bueno y lo malo, pues llegan a la adolescencia y ellos, como es natural, quieren hacer su vida, tomar sus propias decisiones, buenas o malas son suyas. Es mi humilde pensar...."

    ResponderEliminar
  10. "Estupenda respuesta, qué "amor" más egoístas. ES lo que suele suceder con frecuencia en nuestro entorno: el querer aparentar en vez de ser como somos.

    Gracias por estas aportaciones, como madre lo valoro muchísimo. Ojalá muchas madres más pudieran tener la oportunidad de leer consejos tan sabios. Saludos"

    ResponderEliminar
  11. "Después de leer lo que escribió esa madre no me quiero imaginar lo que hubiera pasado si esa niña se quedaba embarazada!!

    Gracias Pastor por darnos estos consejos a quienes somos madres y tendremos que pasar la dificil etapa de la adolescencia.

    Me emocionó muchísimo lo que vivió su madre y con cuanto amor siguió al lado de sus hijos.

    Doy gracias a Dios por los padres que me ha dado y ruego al Señor sabiduría para hacer las cosas bien.

    Un abrazo!"

    ResponderEliminar
  12. Gracias por la leccion Pastor. Esperamos poder poner en practica estos principios dia a dia con nuestro hijo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por su sinceridad Pastor, se que de alguna manera sus palabras ayudaran a muchos. Y que no sea demasiado tarde para que niñas y jovencitas tiren sus vidas por la borda, o tengan que estar reconstruyéndolas....como nos esta pasando a otras... Solo por falta de un poquito de amor... de ese amor que se predica, pero que cuesta tanto vivirlo en la realidad, en la "intimidad del hogar".

    ResponderEliminar
  14. amar como ama Dios,con paciencia ,tolerancia y sin egoismos ni especulaciones..

    ResponderEliminar
  15. PARA LA MADRE...TENGA MUCHO CUIDADO CON LO QUE DICE PORQUE AUNQUE SU HIJA COMETIÓ MUCHOS ERRORES USTED NO ES PERFECTA,TAMBIEN HA COMETIDO ERRORES,SOLO PERMITA QUE ELLA SE DÉ CUENTA POR SI MISMA.Y NO TRATE DE CAMBIARLA IMPONIENDOLE CONDUCTAS MORALES YA QUE ESO LA CONFUNDE O LA MOLESTA,DEJE QUE ELLA TOME SU PROPIO CAMINO.USTED NO ES SANTA!!!ELLA TAMPOCO.SE LO DICE ALGUIEN QUE TIENE 16 AÑOS Y UNA MADRE COMO USTED.SI USTED LA AMA DEMUESTRELO Y APOYELA,QUE SU HIJA HAYA COMETIDO ESE ERROR NO SIGNIFICA QUE SU VIDA SE VENGA ABAJO,QUE LO QUE A USTED LE INTERESA ES GUARDAR LAS APARIENCIAS YA QUE SU ESPOSO ES PASTOR.UN HIJO ES UNA BENDICION NO UN OBJETO!!!LAMENTO MUCHO SI LA OFENDO PERO ES LA CRUDA VERDAD!!! DIOS LA BENDIGA.

    ResponderEliminar
  16. Jose Luis: estoy de acuerdo con las palabras del pastor...ademas creo firmemente que a satanas hay que robarle todas mas mentiras que separan la familia...hoy todos necesitamos tiempo...tiempo por favor...dedicarse a la familia...hijos regresen a sus padres...y padres regresen a sus hijos...aqui la clave para evitar tantos malos momentos...hermana tiene fe...Dios le esta hablando...usted es muy bendecida...ahora es momento de crecer...bendiciones

    ResponderEliminar
  17. Pastor realmente me sorprende en la forma que le dio su respuesta a la señora,Dios utiliza de su intelegto para hacer reflexionar a las personas que le escriben y creo que nadie esta en el derecho de juzgar y menos a alguien tan cercano, ademas en ves de quejarse de los errores de su hija ella debe ver en que se equivoco, pienso que como madre debe apoyarla emocionalmente y fisicamente.

    ResponderEliminar
  18. uffffffffff.... que tremenda la cosa cheeee, espero que la mamí se haya puesto pilas y haya entrado en acción... mi pregunta es como una esposa de apstor no puede llegar a ser una buena madre... me dejó pensativo.... creoq ue ya la estoy juzgando... solo creo que las cosas no es como la pintan.... o esperamos mucho.... creo que ha llegado la hora de darnos y entregarnos nostros mismos como nuestro bendito salvador lo hizo... Una vez a Dios toda la honra y la alabanza, pues El se lo merece.

    ResponderEliminar
  19. Qué lindo el mensaje. Las chicas que salen embarazadas tan jóvenes, sin planificarlo, necesitan compresión y apoyo, no reproche. Qué Dios guíe nuestros corazones para actuar como Jesús habría actuado y también para tener compasión de las madres que se equivocan, pues todos somos pecadores y necesitamos de Jesús, y los padres son seres humanos y también tienen sus traumas y pueden equivocarse, pero lo importante es darse cuenta con la ayuda de Dios y enmendar el camino también con su ayuda.

    ResponderEliminar
  20. estupenda respuesta a una madre neurotica.

    ResponderEliminar
  21. ala que duro que miedo tengo de ser una madre asi Dios gracias por ciervos tuyos que no tienen temor de orientarnos asi!!

    porque no me deja hacer una pregunta? me marca error

    ResponderEliminar
  22. Y si ya hice mal como madre y si lo estoy haciendo tan mal que devo hacer??
    mi hija no es obediente y esta haciendo cosas como entrar a paginas de internet de contenido pornografico y solo tiene 9 años... que devo hacer...

    ResponderEliminar
  23. Entiendo perfectamente a la señora, ya que estoy pasando por la misma situacion con la diferencia de que el novio de mi hija apenas tiene diesisiete años otro niño igual que ella, y senti la misma decepcion pero la respuesta del pastor es sabia y guiada por el Espiritu Santo el cual nos guia a toda verdad, y todo lo que el plasma en esas respuests son la cruda verdad, solo le pido a Dios que nos siga dando entendimiento y sabiduria y mas a nosotras las madres q se supone que somos !!!AYUDA IDONEA!!! DTB.

    ResponderEliminar
  24. Pastor su respuesta es muy sabia y la comparto, pero, he vivido una situación similar con mi hija, fue hace un año, ahora tiene 15, su novio tiene ahora 18. Al principio tambien me enojé, pero luego reflexioné, le llevé a un médico para adolescentes, a una sicologa y trate de ser comprensiva, de aconsejar, la abrasé y le dije que yo estaría con ella pase lo que pase. Pero ahora estoy agotada. Ella insiste es seguir con ese chico, en tener relaciones sexuales y parece no comprender nada. Ha sido un año de lucha, he tratado de ser su amiga y al mismo tiempo me he convertido en su carcelera pues no le dejo salir, otras veces le he dejado salir para mostrarle que confío en ella, pero de nuevo otra decepción. A pesar de todo es una buena niña, porque no se revela, ni trata de escaparse, pero quiere libertad, sufre porque no le dejo salir libremente. Le digo que no le prohíbo seguir con ese chico, pero que venga a verla en la casa siempre y cuando estemos nosotros. Pero el no quiere, en todo el año solo ha venido dos veces. Para colmo la madre de él, quien está al tanto de la situación, no colabora, es una mujer de "mente abierta", y mi hija se siente apoyada por ella. Yo he terminado siendo la mala, la que no los comprende, la que solo prohíbe.
    Que hago, por favor. Guiéme. Enojarme no resultó, buscar ayuda profesional tampoco, ser comprensiva menos, prohibirle salir la hace sufrir, dejar salir la expongo a tantas cosas y tarde o temprano terminará embarazada. Estoy desesperada y cansada de esta lucha.

    ResponderEliminar
  25. por una parte entiendo que esta mal como habla de su hija pero tambien entiendo que si se acaba de enterar va a reaccionar asi y necesitaba descargarse... y uno no puede dar lo q no recibio... ponganse del lado de la madre tambien si ellano recibio amor no puede brindarselo a su hija... este es mi punto de vista para mi usted y su familia necesitan sanidad interior... un consejo entreguele todo esto a dios y el se va a encargar de orientarla y ayudarla... bendiciones

    ResponderEliminar

Puedes hacer una pregunta

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *