Enamorado de una viuda... ¿qué pasará en el cielo?

PREGUNTA

“Estoy de novio con una mujer viuda, ella es madre de dos hijas. Hace algunos meses atrás un amigo de una de sus hijas, hablando con su madre le hizo la siguiente pregunta: ‘Mami, ¿qué pasará en el cielo cuando la tía X (mi novia) se encontrará con el tío X (el esposo fallecido de mi novia) y ella a lado de X ( Yo)?’


Cuando escuché eso mi primera reacción fue sonreír, pero después traté de pensar como pensaría un adolescente en estos casos. Si oramos para que Jesús vuelva, y nos lleve con él hacia la eternidad, y poder encontrarnos con nuestros seres queridos que se adelantaron, que sucede con las viudas y viudos cuyos cónyuges descansaron en Cristo? ¿Están condicionados por este paraíso celestial un poco incierto en cuanto a las relaciones humanas que fueron y aquellas que serán? ¿Y los huérfanos que se encuentran afrontando un dilema parecido?”.


RESPUESTA

Apreciado amigo:

Esta es una pregunta que ha inquietado a muchas personas. Las respuestas que se han dado a través del cristianismo van desde el mito hasta la condena sólo por preguntar. Hace tiempo me plantee lo mismo y lo que he concluido es lo siguiente:

Dios inventó el matrimonio. Por lo tanto, el casarse sigue siendo una buena idea. El problema es qué pasará con el matrimonio en el cielo.

Las respuestas han sido fundamentalmente dos:

Que no habrá matrimonio, que seremos como ángeles y simplemente todos seremos grandes amigos.

Esta respuesta, que ha sido habitual desde Agustín de Hipona y Tomás de Aquino, no tiene fundamento bíblico y se basa en una concepción dualista que considera todo lo material malo en esencia y sólo lo espiritual bueno.

La idea seréis como ángeles, no se refiere a matrimonio, el contexto habla sobre la distorsión del matrimonio, es decir, no viviréis un matrimonio distorcionado como el que se vivía en días de Noé. Por otro lado, algunos siguiendo a Santo Tomás de Aquino han supuesto que el versículo habla de ángeles asexuados lo que no es correcto porque en ninguna parte de la Biblia se menciona la sexualidad de los ángeles (los nombres que se mencionan y que habitualmente los catalogamos como nombres masculinos, no son nombres sino oficios o títulos, Gabriel: Mensajero; Miguel: El que es como Dios).

Los medievales antiguos y presentes, tienen que negar el matrimonio en el cielo, porque en realidad su problema no es con el matrimonio sino con la sexualidad que tanto Agustín de Hipona como Tomás de Aquino la consideran algo pecaminoso y lleno de maldad, evidentemente no puede haber algo de eso en un estado celestial, para esas mentes dualistas.

La segunda respuesta es que sí habrá matrimonio en el cielo, pero con características evidentemente distintas a las de la tierra.

Dios creó el matrimonio antes del pecado, ¿por qué habría de eliminarlo cuando restaure todo? Si Dios restaurara todo menos el matrimonio estaría reconociendo que se equivocó al crear parejas que se casaran.

Algunos han respondido que eliminará el matrimonio porque no habrá necesidad de tener más hijos, respuesta infantil y medieval, que supone que la única razón de ser del matrimonio es ser fábrica de bebés, y olvidan que para el equilibrio mental y psicológico del ser humano se precisa una pareja.  Además, Dios tiene el poder suficiente para limitar el nacimiento de niños o de seguir creando mundos para poblar, ese no es un tema que me quita el sueño, aunque de seguro algunos medievales entre nosotros no podrán dormir después de la respuesta.

La Biblia habla de “casas, mansiones, familias”… para que construir casas, ¿para vivir con amigos? ¿Para qué plantar viñas, para comer uvas solo? No tiene sentido que las familias sean reunidas sino podrán vivir como tales. La respuesta es más simple, casas y familias, porque seguiremos siendo eso, familias, en un contexto totalmente distinto que no podemos imaginarlo porque nadie lo ha vivido como para contarlo, está más allá de todo pensamiento humano, como diría Pablo.

Ahora bien, en el contexto del mundo en que vivimos es lógico que surjan algunas problemáticas propias de la fragilidad humana como la muerte o la equivocación.
  • ¿Qué hará Dios con los viudos o viudas que se han vuelto a casar cuyos esposos o esposas se salvarán y también irán a la tierra nueva?
  • ¿Qué hará Dios con aquellos que se casaron y cometieron el error de casarse con alguien equivocado, con el cual nunca serán plenos?
  • ¿Será que Dios obligará a los viudos o viudas a quedarse con el primer esposo o esposa que tuvieron? O más aún, a elegir entre uno u otro, o peor aún a tener una familia polígama.
  • En el caso de quienes se equivocaron, ¿será que estarán obligados a seguir en una relación que ha sido tortuosa y que lo seguirá siendo por la eternidad?
  • ¿Qué pasará con aquellos que por opción, imposición o contra su voluntad no pudieron casarse? Estarán privados eternamente de vivir una experiencia saludable que Dios mismo creó.
Bueno, no tengo todas las respuestas para eso, pero si sé que la Biblia dice que todo será perfecto y que no habrá más lágrimas. Eso implica que Dios, que es todopoderoso de alguna forma solucionará lo que nosotros no sabemos cómo solucionar hoy, y que su solución será tan buena que será perfecta y nos dejará tranquilos porque no nos lamentaremos.

Por el momento, no hay impedimento de ningún tipo para casarse con una viuda o viudo. En ese sentido, si Dios lo autoriza, él que sabe todo, también se ha planteado la posibilidad de que ambos, y los que murieron también estén en el cielo. ¿Por qué no vivimos tranquilos mejor y esperamos a conocer la solución divina, que seguramente nos sorprenderá gratamente?

________________________________

Tal como en las otras respuestas, publicamos la misma con autorización de la persona involucrada. Sin embargo, quienes nos preguntan a través de nuestro blog, asumen la autorización explícita para publicar la respuesta en el mismo sitio. 

Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 

No se permite la publicación de este material sin la previa autorización del autor.

1 comentario:

  1. Conoci una vez a un matrimonio anciano casado en segunda nupcia luego de que ambos enviudaron. Un dia la nietita le pregunto a su abuela: cuando estemos en el cielo, con quien vas a vivir? La abuelita se sonrio y le dijo: En el cielo ambos volveremos con nuestros esposos anteriores pero nosotros seremos muy amigos de igual manera.

    ResponderEliminar

Puedes hacer una pregunta

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *