Votos y renovación de votos matrimoniales

PREGUNTA

¿Qué me puede decir de la renovación de votos que algunos realizan en la iglesia?

¿Eso no me parece bíblico ni correcto? Es más, me parece poco serio.

Quisiera una respuesta porque esto me confunde.





RESPUESTA

Apreciado amigo:

Te voy a complicar más el asunto:

  • Los votos matrimoniales tampoco son bíblicos, fueron introducidos en el cristianismo por la Iglesia Anglicana en 1522.
  • La ceremonia matrimonial oficiada en la iglesia es un invento del catolicismo que se comenzó a hacer en la Edad Media como una forma de controlar a las personas.
  • El que un religioso oficie una boda, también es un invento medieval, que tenía como objetivo impedir que algunas personas se casaran y para controlar a los individuos.
  • El darle un carácter sagrado a la ceremonia matrimonial, incluso al matrimonio, fue un dogma introducido por la iglesia católica, cuando comenzó a enseñar el carácter sacramental del matrimonio, entendiendo que el matrimonio otorgaba méritos de salvación.

Así que estamos ante la presencia de tradiciones. No significan que están malas en sí mismas, pero son inventos que se agregaron con el tiempo. Sacralizarlos, es erróneo, toda vez que han sido inventos humanos sin fundamento bíblico.

Por lo tanto, si alguien desea "renovar" eso votos, y lo hace con seriedad con el fin de fortalecer los lazos entre los esposo, es una actividad positiva, toda vez que va en el mejor desarrollo de la pareja.

En particular, lo que yo creo es que la renovación de votos no debería ser un formulismo idéntico para todas las parejas. Cada matrimonio sabe cuáles son sus puntos débiles, por lo tanto, si deben mejorar alguno de aquellas puntos donde se ve afectada el día a día como pareja, son ellos los únicos que deben establecer qué acuerdos deben renovar y que deben prometerse mutuamente para continuar el pacto que realizaron alguna vez. En ese sentido, la renovación del pacto (no de los votos), me parece positivo.

Un poco de historia

En el año 1522, en el Misal de la Iglesia Anglicana de Inglaterra, se introdujo la fórmula que aún hoy es repetida por todos aquellos que se casan, los llamados “votos matrimoniales”: “Te tomo como esposa (esposo) a partir de este día, en lo bueno y en lo malo, en la riqueza y en la pobreza, y prometo amarte y respetarte hasta que la muerte nos separe”.

Originalmente, la fórmula incluía una sección en la que la esposa prometía “obedecer” en todo a su marido, expresión que ha sido quitada de la mayoría de las fórmulas nupciales, por considerarse que dicha expresión rompe el equilibrio de equidad en la relación de la pareja.

La fraseología de este voto compromete a ambos contrayentes a vivir de tal modo que estén dispuestos a acompañar a sus cónyuges en todo momento y bajo cualquier circunstancia.

Un matrimonio no es un arreglo comercial. Tampoco es una relación empresarial, que exija unilateralmente obediencia.

El matrimonio es un pacto entre dos personas que deciden amarse mutuamente y dar lo mejor de sí mismas para que el otro sea feliz. Es un puente de ida y de vuelta.

El pacto entre esposos consiste en dar lo mejor de sí mismos al otro, esperando que el otro haga exactamente lo mismo.

Cuando el pacto no se cumple, la relación no es equilibrada y va camino al fracaso.

Muchos matrimonios fracasan cuando no entienden que la relación matrimonial se basa en una relación de reciprocidad en la que esposo y esposa deciden mutuamente dar lo mejor de sí mismos para que el pacto se cumpla.

Amar, acompañar, y estar en las buenas y en las malas es parte del pacto. Respetar, proteger y ayudar es un elemento crucial de este pacto.

Cuando la Iglesia Anglicana creó estos votos, lo que estaba haciendo era darle fuerza en las palabras a algo que se suponía válido desde la perspectiva bíblica.

El problema es que hoy muchos se casan sin entender plenamente el significado de los votos de compromiso que asumen.

Cuando se discute si un punto del “voto matrimonial” debe ser cambiado o cuando alguien hace escándalo porque una pareja “cambia los votos”, está discutiendo por tonterías, el voto matrimonial es un invento, como tal puede ser cambiado, mejorado o eliminado. No hace ninguna diferencia, las tradiciones son sólo eso tradiciones. Lo importante es el pacto que las parejas hacen entre si y en este caso, ante Dios.

Historia de la ceremonia religiosa

Hasta el siglo XII, los matrimonios no eran oficiados por sacerdotes. Era un asunto netamente familiar. Ni siquiera se realizaban las bodas en la iglesia. La mayoría de las ceremonias matrimoniales eran oficiadas por los padres o por el varón más importante del clan, y se realizaban en el campo, o frente a las casas de los que iban a casarse.

Sin embargo, desde mediados del siglo XII entró en vigencia una ley eclesiástica conocida como “ley canónica”, y se introdujeron dos cambios cuyos efectos perduran hasta hoy; por una parte, la Iglesia Católica presionó para que las personas se casaran en presencia de un sacerdote, en una audiencia pública con testigos, y que la ceremonia tuviera lugar en el templo, más específicamente, a las puertas de las iglesias. Siglos después, las bodas comenzaron a ser realizadas en el interior del templo frente al altar.

Por otro lado, a partir de esta fecha, se introdujo la costumbre de que no era absolutamente necesario realizar una boda con el consentimiento paterno; bastaba la voluntad mutua de los contrayentes.

Muchas personas creen que siempre las bodas se celebraron en un templo; pero, tal como señalamos, la historia muestra otra cosa.

En cierto modo, esta restricción se puso para poner orden en una situación que a veces se prestaba para abusos; sin embargo, se le dio al matrimonio un sentido que no tiene y que no aparece en ninguna parte de la Biblia, y que derivó más tarde en el dogma del matrimonio como sacramento.

Personalmente, me hubiera gustado más vivir la época en que los padres celebraban las bodas de sus hijos, más allá de que hoy aceptemos solo como válido el que los clérigos y los pastores las realicen. Sin embargo, en el contexto original, tenía un sentido de participación en una fiesta que era, a la vez un compromiso familiar, cosa que hoy parece no estar en la mente de muchos.

Por otro lado, una tendencia de hoy es convertir a las bodas en una ocasión tan formal que de pronto se pierde el sentido de alegría que existe.

El argumento de que la boda debe ser celebrada únicamente en un templo porque allí está la presencia de Dios no tiene asidero lógico ni bíblico. ¿No está acaso Dios en todas partes? En particular, he participado en muchas bodas realizadas al aire libre en parques, en el contexto de una naturaleza que invita a la alegría y la paz, y me parecen geniales. Si de mi dependiera me casaría en la playa y frente al mar. No olvides que lo importante es entender que el matrimonio debe gozar de la bendición de Dios, todo lo demás es secundario.

Un pacto ante Dios

En todas las culturas, las bodas son momentos esperados y felices. Las ceremonias varían de un lugar a otro, pero en general tienen elementos comunes. Siempre hay alguien considerado una autoridad (religiosa o civil) que oficia, los contrayentes realizan un compromiso que incluye votos o promesas mutuas, y siempre se realiza la ceremonia frente a testigos.

En el antiguo Israel, las ceremonias matrimoniales eran oficiadas por los padres. Ellos eran los encargados de representar a Dios ante la pareja. Los jóvenes que se casaban hacían un pacto de ayuda mutua y de fidelidad.

Hoy los padres asisten como testigos, aunque no son los encargados de representar a Dios; eso sucede porque se impuso la tradición de que las autoridades religiosas sean las únicas que dirijan las bodas. No vamos a juzgar si está bien o mal, no viene al caso; lo que corresponde establecer es que lo importante es el pacto que la pareja hace frente a Dios. Es una promesa de mutua ayuda y compromiso. Dos personas que, viniendo de raíces distintas, deciden prodigarse cuidados mutuos y compañía basados solo en el lazo del amor.

La razón por la que hacemos el compromiso frente a Dios es porque entendemos que necesitamos ratificar el pacto frente a alguien absolutamente trascendente. Dios actúa como garante de una unión voluntaria de dos personas que entienden, que en el diseño del Creador, el enlace de una pareja fue considerado como necesario para el buen desarrollo y equilibrio del ser humano.

Es cierto que muchas personas consideran que el matrimonio es un contrato civil; por esa razón, suelen darle más importancia a la ceremonia frente a un juez de paz. Sin embargo, esto no es lo que establece la Biblia. De hecho, la tradición de una ceremonia civil es mucho más reciente en el tiempo que el pacto religioso. A partir de la Ilustración, se impuso la idea del contrato; pero, antes se consideraba que casarse ante Dios era suficiente.

Hoy asistimos a una debacle moral en relación con el matrimonio. Muchos se casan por el registro civil y por la iglesia; pero, en el fondo, no actúan como si estuvieran casados. El pacto no es importante. Incluso, para muchos que cohabitan antes de estar legalmente casados, las ceremonias civil y religiosa no son más que un trámite sin mayor sentido en sí mismo.

El asunto es que la ceremonia religiosa frente a testigos le da, al pacto, una trascendencia que es la que precisamente hace que los contrayentes asuman el compromiso con más fidelidad.

Conclusión

Así que apreciado amigo, lo invito a que piense mejor la próxima vez que se largue a juzgar si algo es “bíblico” o no, puesto que a veces damos por sentado que algo que se realiza simplemente porque se repite es sagrado, cuando simplemente es una tradición, una de las tantas “santas” tradiciones que tenemos y que hemos sacralizado, algunas para bien, y otras para carga.


________________________________

Tal como en las otras respuestas, publicamos la misma con autorización de la persona involucrada. Sin embargo, quienes nos preguntan a través de nuestro blog, asumen la autorización explícita para publicar la respuesta en el mismo sitio. 

Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez. No se permite la publicación de este material sin la previa autorización del autor.

42 comentarios:

Yo tambien lo encuentro poco serio, porque los matrimonios aveces estan quebrados, y en un momento de "amor" deciden hacerlo, pero al final siguen igual y aveces se rompen definitivamente los lazos.

María Antonieta, ¿leíste todo lo que escribí?...

a mi me parece lindo es como decir, aun despues de muchos años te sigo eligiendo

Yannette, ya te lo pone aqui en la respuesta. Casarse por la iglesia no es un acto bíblico, sino tradicional que empezaron haciendo los padres en sus casas y continuaron los católicos hasta la actualidad donde lo realiza un sacerdote, pastor...si no es bíblico, entonces de donde sacó esa gente que no podrás ir al cielo si no estás casada por la iglesia?.....

Por otro lado, yo pienso como Franco el hecho de poder renovar los votos matrimoniales, tal y como dijo, aún despúes de 10 años, en mi caso, te sigo eligiendo!! :-)

Bien Pastor...ayudar a pensar es maravilloso

disculpa q te conteste yo , creo q el secreto de todo esto es obrar bien en esta vida para q dios te jusgue por tus obras aqui . y la renovacion de votos me parece una mentira
cuando hay amor nunaca se acaba . por lo tanto no hay q renovar nada solo demostrar a la otra persona q amas todo el amor necesario

Para no ser piedra de tropiezo de nadie.... se debería recibir la bendición, aunque sea una tradición.... en la Iglesia, al aire libre, en una casa......

si alguien necesita esta respuesta creo esta esta clarito en la biblia 1- corintios 13 nobleza del amor , el amor nunc ase acaba

Bueno, eso de perderse y no irse al cielo por no casarse en la iglesia, es invento católico... otra tradición más, sin fundamento bíblico.

Eliel, ¿usted considera que es necesario centrarnos en recibir una bendición para no ser piedra de tropiezo de nadie? Más bien yo enfocaría la bendición para mi pareja y para mí, más allá de lo que resulte la onda expansiva. Bendiciones.

eso pasa cuando no se le da estudio a la biblia , si nos dedicaramos a estudiar ni siquiera preguntariamos nada , todas las respuesta a la vida se encuentra alli

si la estudio ...pero ahy algunas cosas q se entienden otras no ..ademas preguntar no tiene nada de malo

creo que nuestra iglesia se concentra en muchas tradiciones terrenales y no nos enfocamos en lo que ensenia Dios en la biblia si estuvieramos mas apegados al estudio diario podriamos entender que Dios nos ama, la condicion espiritual la arreglamos personalmente con El, no somos nadie para estar juzgando si se casa o no y si lo hizo en la iglesia, Dios quiere que seamos todos salvos por su gracia.

gracias carol ..pero no hare ninguna pregunta mas ......

Ánimo Yannette que Dios te ama a pesar de todo y conoce tu corazón..."porqué el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Dios mira el corazón" Y nos dejó el Libro de instrucciones (La Biblia) para que nos preparemos para ese hermoso encuentro.
Tú pregunta, para eso Dios ha dado dones a personas como Miguel Ángel. :-)
Un saludo afectuoso.

Excelente. Cuanto debemos como hijos de Dios leer la Biblia y los escritos inspirados para que cada duda del enemigo sea disipada. No olvidemos que estamos en los ultimos tiempos, y nada ni nadie nos debe confundir. Oremos a diario por esto. Gracias Pastor, enriquecedor. Dios lo conserve siempre asi.

Disculpa mi ignorancia amigo.... pero eso del Génesis "que dejará el Hombre a su Padre......." (ya que leí eso de los votos...) "se dice", "lo he dicho" en semanas de la Familia, q el matrimonio es sagrado.... bla... bla...

1.- Entonces debemos resumir que el carácter de Sagrado es..........
2.- ........
3.-........
Recuerdo que en mi matrimonio hicimos intercambio de argollas en plena ceremonia y nadie dijo nada..... cosa que cuando me dí cuenta me asusté.... (cosa no común en mi)... En todo caso si estoy dando la hora (término Chileno) con mi "comentario" lo borras no más.....

Eliel, la Iglesia Católica sacralizó el matrimonio, porque le dio un carácter de sacramento, es decir, dadora de méritos para salvación, en parte por su rechazo a la sexualidad...

Lo de la argolla es otro asunto, que también obedece a una tradición...

En fin, el punto es que la ceremonia matrimonial se ha sacralizado sin entender que su trasfondo es una tradición.

Lo que es importante es entender que el matrimonio es un pacto que hacen dos personas, y si son creyentes, ratifican dicho pacto frente a Dios. De allí a considerar el "matrimonio como sagrado", no me parece, es una exageración propia del catolicismo. Al menos, no es lo que encuentro en la Biblia.

Si deberíamos entender el valor de nuestros votos, y la trascendencia de lo que elegimos, ese es el punto que pasamos por alto.

El "dejar padre y madre" tiene que ver exclusivamente con "cortar" con los padres, para iniciar un nuevo vínculo.

Un abrazo

Miguel Ángel

excelente articulo, clarisimo, gracias!!

Me parece bien tu respuesta.... pero si en el matrimonio no se debe "alterar" eso de: "No cometeràs adulterio..." no estarìa dando a pensar que eso es un pacto, promesa, voto.... algo que viene con con valor agregado..... aunque me puedo equivocar ya que no soy Teologo... pero como simple mortal lo puedo traducir de esa forma.....

Pastor yo me caso en poco tiempo mas ..y me gustaria mucho ponernos las argollas en la ceremonia de la iglesia..xq no podemos?? gracias...

Kristell, estaba por hacer la misma pregunta, soy nacida en la iglesia y siempre ha sido una inquietud para mi eso, poque? si la misma ceremonia de la postura de anillos se hace en la fiesta o en la casa, yo personalmente me los puse en la iglesia hace 18 anios atras, porque siendo los anillos un simbolo de amor y respeto no puede hacerse en la iglesia?

Hola, antes que nada disculpen por hacer mi comentario pero el hecho de ser libres nos da el derecho de comentar jeje.
Con respecto a los anillos ¿Quien dijo que son un simbolo de amor? hasta la fecha no encuentro en la biblia esa afirmación. NO se cual será la cultura en la iglesia en otros lugares sin embargo solo quiero saber ¿donde dice Dios que los anillos son simbolo de amory respeto?

la renovacion en la iglesia es la muestra mas grande del amor que se tiene en la pareja,es darle gracias a Dios por la compañera/o que uno ha encontrado. Cuando uno sabe lo que es el amor es porque conoce el amor de Dios...

NO se trata de que si es biblico o no los votos matrimoniales hay cosas que no estan detalladas y sin embargo son pecado. por eso Dios dice que el que sabe hacer lo bueno y no lo hace le es pecado. Supongo que hacer una renovación de votos matrimoniales en la iglesia es como cuando el cristiano participa de la santa cena. entonces hago una pregunta ¿ para que participar de la santa cena si ya hemos aceptado antes a Cristo? la respuesta lógica es porque después del bautismo hay ciertos pecaditos acariciados que todo cristiano tiene que confesar, para eso Jesús intituyo la santa cena. DE la misma forma la renovacíón de votos matrimoniales es para reconocer que te equivocastes o sencillamente para declarar que seguirás siendo fiel tanto a Dios como a tu conyugue.

y bueno, no podemos entonces por las diferentes culturas y costumbres condenar o criticar si somos verdaderos cristianos por lo que hacemos o dejamos de hacer, o quien es mejor o peor que el otro, eso lo sabe Dios y nosotros.

Estas en lo correcto. bendiciones.

Felix: Ten cuidado con tus inferencias, estás fallando a la lógica. Si ese es tu argumento sobre los "anillos", entonces, estás en problemas... la Biblia tampoco habla de fumar y defendemos el hecho de que las personas deben cuidar su cuerpo; ahora, relacionar "votos matrimoniales" con la Santa Cena, supongo que es una metáfora, porque una cosa y otra no están en la misma línea de pensamiento, ahora si la relación es con el pacto, en ese caso si. Así que cuidado con creer que decir algo sólo por decir es pensamiento inteligente, a veces, no es más que repetición de ideas ajenas que nada tienen que ver con un buen argumento.

Miguel Ángel

Por supuesto que es una metafora, porque no estoy relacionando la santa cena con votos matrimoniales simplemente estoy usando un ejemplo para hacer notar que hacer votos matrimoniales PODRÍA ser digno de hacerlo y no hay nada de malo en eso. Parece que no me hice entender muy bien en mi comentario.

yo creo que el matrimonio es sagrado y me parece lindo e igualmente importante la renovacion de los votos. asi que si creo que es biblico, y me gusta por que las personas se enlazan con los dichos de sus bocas, en un pacto hasta que la muerte los separe.leidy Venezuela

Mis respetos sinceros para el Dr. Núñez, es lo más sensato que he leído, sus planteamientos son claros y precisos, apegados a nuestra realidad y a lo que nos cuenta la historia. El matrimonio fue instituido por Dios, al casarnos establecemos un pacto entre ambos esposos y solicitamos la bendición de Dios. Recordar ese pacto en una nueva ceremonia es una costumbre más reciente y queda a criterio de cada matrimonio practicarla o no.

Los votos matrimoniales dicen: Abandonando a todos los demás”. Las Escrituras indican: “Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne” (Mateo 19:5). El tiempo y la experiencia en el matrimonio revelan que el ser “una carne” no implica un abandono de la personalidad o los derechos individuales. En lugar de ello, es una satisfacción

Me da gusto que existan personas dispuestas a donar su tiempo y conocimeintos a otras, lo felicito. Llegue por casualidad a su página porque este verano celebraré mis bodas de madera y estoy pensando en una renovación de votos como regalo para mi esposo. Entiendo los cuestionamientos que la gente pueda tener ante estos "ritos", pero en ocasiones las personas enamoradas nos volvemos cursis inexplicablemente

creo que es muy importante tener conciencia de compromiso y responsabilidad que es lo que le da calidad a la vida conyugal sin lo cual nada tiene sentido, ya que todo solo es un formalismo humano y/o religioso; pero por causa del orden legal el matrimonio civil le da asidero legal para cualquier situacion que pueda debilitar la relacion.

Yo, que llevo 25 años luchando para que la iglesia católica anule los votos matrimoniales de mi primer matrimonio, he llegado a la conclusión de que sólo el amor nos une, sin necesidad de cualquier otro requisito civil o religioso. Soy muy feliz en mi actual matrimonio, y he llegado a la conclusión de que Dios nos ha bendecido, a pesar de lo que piensen sus representantes en la Tierra

gente: ante todo mi respeto absoluto por el exelente articulo, y tambien por la opinon que cada uno tiene, sgun ( como es logico) su experiencia personal.para mi, la biblia es clara, inicia con el matrimonio de adan y eva, concluye con el matrimonio del Señor y su amada.el matrimonio es sagrado e instituido por Dios, el mio fue restaurado luego de conocerlo, y que sea real en mi vida, pude ver la consumacion de un matrimonio feliz, hoy siete años despues, mi esposo quiere renovar los votos, reafirmar el pacto que hicimos con Dios y entre nos, el hecho de quien lo oficia, es muy importante, ya que en la antiguedad lo hacian los padres, hoy, la figura pastoral o apostolica, representa la paternidad espiritual que ya no encontramos socialmente en los padres biologicos, las formalidades son lo de menos ya que lo que importa es el deseo de involucrar a Dios en lo que hacemos. tener un "formato" no es ni bueno ni malo, yo lo hare como me dicte el corazon, y en cuanto al lugar, es logico que con el paso de los años se haya estructurado, pero es una decision personal el modo, el lugar, y sobre todo la importancia de saber porque lo hacemos.

Bueno a mi me parece muy buena la explicacion acerca del compromiso ante Dios yo creo que esta bien que tanto en los matrimonios y en la renovacion de votos se explique el diseño divino del matrimonio y lo importante de la fidelidad, el matrimonio es un pacto y si en algun momento se ha roto hay que renovarlo, la biblia dice que ya no seran dos si no una sola carne, si hay o hubo algo que los separo bien sea fisica o emocionalmente deben renovar sus pactos

Pienso que Miguel A. Nueñez ha dicho verdades en su respuesta aunque para mi no el cien por ciento de la verdad en lo relativo. El dice lo sgte., cito........El matrimonio es un pacto entre dos personas que deciden amarse mutuamente y dar lo mejor de sí mismas para que el otro sea feliz. Es un puente de ida y de vuelta.....Pero luego se contradice cuando dice, cito.......Lo importante es el pacto que las parejas hacen entre si y en este caso, ante Dios........Yo digo, si una pareja hace pacto ante si y ante Dios, el asunto no sera de solo dos, sino tres. El esposo, la esposa y el gran testigo, Dios.
Por otro lado, el Autor del matrimonio es Dios. El lo instituyo por tanto, aun no sean religiosos los contrayentes, estan entrando a un contrato cuyo legislador ha sido el mismo Dios. Es por eso que no podemos menospreciar el que una ceremonia matrimonial sea celebrada en la casa de quien es el Autor de dicho evento, mas bien, se apega aun mas a la idea de validar tal acto. Cristo participaba en bodas y las bendecia y de que manera, en una de ellas hasta convirtio el agua en vino a escaces de este. Por ultimo deseo decir que el matrimonio es una analogia de Cristo cuando se una con su iglesia. La Biblia enseña que Cristo es el esposo y la iglesia su esposa. Cuando Jesus era niño de doce años sus padres le andaban buscando y al final lo encontraron en el templo. Cuando sus padres le dijeron que lo habian estado buscando por todas partes el les dijo...en los negocios de mi Padre me es necesario estar....esto significa que el templo es buen lugar para celebrar los negocios del Padre Celestial.

Para mi el renovar tus votos con la persona que estas casado es mas impactante que ver que alguien se case por primera vez, ya que muchas veces lo hacen por varios motivos ya sea: porque salio embarazada, sus papas los estan obligando, simple emocion ho simple calentura.... Pienso y estoy seguro que los que renuevan sus votos solo lo hacen verdaderos varones de Dios que reconocen y verdaderamente desean vivir bajo los preceptos de Dios....

Soy catolica, me case hace 11años con la idea de que Dios se sentiria feliz con mi desicion y que seria feliz para toda la vida, pasé por una situacion muy dificil con mi compañero que duro un año, viviamos bajo el mismo techo pero estabamos separados. Hoy puedo decir con una fe infinita q la promesa de "q lo q Dios une q no lo separe el hombre" es cierta Dios unio y por eso vamos a renovar votos. Vamos a presentanos en la casa de Dios y vamos a pronunciar las palabras q salgan de nuestros corazones. Lo q une a una pareja es el amor, el rito q utilicen para demostrar su amor es un complemento. La base y el fundamento estan en q creen en Dios. Dos les bendiga.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Para hacer una pregunta, llena el formulario

Nombre o seudónimo
Tu email
Pregunta
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image: [ Refresh Image ] [ What's This? ]
Powered byEMF Contact Form