Boda, vestido blanco y fariseos


PREGUNTA

“Apreciado pastor, hasta hace algunas semanas atrás era la mujer más feliz del mundo, todo parecía estar por fin poniéndose en orden. Soy madre soltera, mi hijita tiene siete años. Sé que cometí un gran error, que me involucré sexualmente en el momento no debido, pero no me arrepiento de haber tenido a mi hija, ha sido el mayor regalo que me ha dado Dios. Nunca pensé en casarme, estudié con mucho sacrificio y salí adelante, pero en la universidad conocí a un joven diferente, me enseñó de Jesús, me bauticé y tiempo después nos pusimos a enamorar. Finalmente, luego de dos años decidimos casarnos. Él ha sido una bendición en mi vida, ama a mi hija, mis padres lo quieren y me ha dado muchas alegrías. Comunicamos al pastor que nos íbamos a casar, todo iba bien hasta que un día le dije de manera natural y casual que andaba buscando mi vestido de novia, feliz yo, y él me miró con cara de reprobación y me dijo de una manera cortante: “Supongo que no estás pensando en casarte de blanco”. Yo me quedé muda, porque, para empezar nunca me plantee otra cosa, creo que Dios me perdonó, y sin darme tiempo a reaccionar él me dijo de manera seca que si decidía casarme de blanco, que me buscara otro lugar, porque él no oficiaría la boda. Luego, él comunicó el asunto a algunos ancianos de la iglesia y lo que he visto en las últimas semanas ha sido reprobación y miradas acusadoras. Nunca esperé eso. Lo que debía ser el momento más feliz de mi vida se está transformando en una pesadilla y realmente no sé qué hacer. Mi novio también está muy enojado y él dijo que aún cuando me permitan casarme de blanco, él no quiere que ese pastor nos case ni estar en esa iglesia. Lo que iba a ser un momento feliz se ha ensombrecido. Estoy muy triste y no sé qué hacer. Mis padres que no son de la iglesia no saben esto, temo decírselo porque sé que no lo van a entender”.

RESPUESTA

Apreciada amiga:

Cuando leo cartas como la tuya me dan ganas de llorar. No de emoción sino de impotencia. Siento un nudo en la garganta en este momento al contestarte. No sé en qué momento dejamos de ser seguidores de Jesús para convertirnos en fariseos fríos, cortantes y despreciativos de otros humanos.

Te pido perdón a nombre de todos los pastores y quiero decirte que hay muchos que no somos de la secta de los fariseos, muchos luchamos por representar a Cristo y no a las formas muertas y legalistas que están matando el verdadero espíritu del Salvador. No sé si mi carta llegará tarde, no sé en qué lugar vives porque no me lo dices, pero sí yo pudiera iría a casarte con la mayor alegría del mundo y sintiendo que los ángeles aplauden, porque no hay mayor alegría para el cielo que un pecador se arrepienta y que se celebre su transformación.

Blanco como la nieve

Un sinvergüenza como David, que fue un violador, acosador, mentiroso, conspirador  y cómplice de asesinato, hipócrita, blasfemo, simulador,  chismoso, maltratador y pervertido, se arrepintió y oró a Dios: 
“Ten compasión de mí, oh Dios, conforme a tu gran amor; conforme a tu inmensa bondad, borra mis transgresiones. Lávame de toda mi maldad y límpiame de mi pecado. Yo reconozco mis transgresiones; siempre tengo presente mi pecado. Contra ti he pecado, sólo contra ti, y he hecho lo que es malo ante tus ojos; por eso, tu sentencia es justa, y tu juicio, irreprochable.  Yo sé que soy malo de nacimiento; pecador me concibió mi madre. Yo sé que tú amas la verdad en lo íntimo; en lo secreto me has enseñado sabiduría. Purifícame con hisopo, y quedaré limpio; lávame, y quedaré más blanco que la nieve” (Sal. 51: 1-5 NVI).
Es una de las oraciones más hermosas de la Escritura y ¿sabes qué? Dios lo perdonó. Siguió siendo rey de Israel y aunque el resto de su vida vivió algunas consecuencias desagradables de su pecado, pudo gozar del privilegio de vivir en paz con Dios y con su pueblo, que supo perdonarlo al igual como lo había hecho Dios.

Comparada con David, tú eres un ángel. Sé que no hay pecados grandes o pequeños para Dios, pero, estoy seguro que si David apareciera hoy le cederíamos los púlpitos y le pediríamos que diera su testimonio de restauración y nos hablara de esa oración tan hermosa, que tanta paz ha traído a millones de personas.

En el mismo tenor, Isaías escribió tiempo después: 
“Vengan, pongamos las cosas en claro dice el Señor. ¿Son sus pecados como escarlata? ¡Quedarán blancos como la nieve! ¿Son rojos como la púrpura? ¡Quedarán como la lana!” (Is. 1: 18 NVI).
Cuando somos perdonados por Dios, nuestros pecados quedan blancos como la nieve. Eso significa que Dios quita el estigma. No hay más mancha. Toma nuestros errores y nos guía para que aprendamos de ellos y no andemos castigándonos permanentemente por habernos equivocado.

La Biblia dice que Dios es misericordioso y se compadece de nosotros y arroja al fondo del mar todos nuestros pecados” (Miq. 7: 19 NVI) y pone un letrero que dice: “Prohibido pescar”, el mismo que no ven los fariseos pues vuelven una y otra vez al mismo lugar donde el Señor ha vertido nuestros pecados para sacar nuestros errores del pasado y restregárnoslos en la cara.

Has sido perdonada. Tus pecados han sido limpiados. Dios ha tomado tu pecado y lo ha tirado al fondo del mar. Casarte de blanco, es en tu caso, un testimonio de restauración. Le puedes decir a todos: “Estaba en el lodo cenagoso y Dios me ha levantado y me ha convertido en su hija predilecta”. No le hagas caso a los fariseos que no aceptan el perdón redentor del Señor. No caigas en las redes de quienes no creen en la redención. Cásate de blanco, con la frente en alto, con una sonrisa de oreja a oreja y con tu hijita de la mano.

La historia del vestido blanco

Aunque el color de las prendas nupciales varía de una cultura a otra, en Occidente generalmente se utiliza el blanco, en sus diferentes tonalidades.

El rojo fue usado por las novias en la Edad Media, a lo largo de todo el continente europeo; el negro se utilizó en Francia y en Inglaterra durante el siglo XIX por razones económicas y por la facilidad de mantenerlos limpios; y el color verde lo usaban las novias de Noruega. Actualmente, en Oriente, se casan de color rojo, ya que el blanco representa luto para ellos y no lo emplean para ceremonias festivas como nosotros.

También se dice que el color del vestido de novia representa algunas tradiciones y tiene distintos significados; por ejemplo, el blanco se asocia a la virginidad y la inocencia; y el amarillo, que es común en muchos países como los Estados Unidos e Inglaterra, se identifica con el Dios del amor y la abundancia.

Originalmente en Israel las jóvenes se casaban con vestidos de muchos colores. Era una manera de celebrar la alegría de la primavera, la época más recurrente para celebrar bodas en Israel.

El vestido blanco se impuso en Occidente a partir de una moda que implantó la reina Victoria de Inglaterra, que se casó de blanco, y de allí se instauró como una regla. Capaz que si esa mujer se hubiera casado de rojo, hoy día se estaría con la tradición de los vestidos de boda de color rojo.

No olvides que el vestido blanco es simplemente una tradición que nada tiene que ver con el verdadero sentido del matrimonio. Un símbolo que, en muchos casos, está cargado de mitos y en tu caso, de alusiones que no vienen al caso.

La verdadera inocencia no se lleva en el vestido. La castidad no es cuestión de colores sino de actitudes. Incluso, se comenzó a estilar que la mujeres deberían vestir de blanco y se esperaba que los varones utilizaran el color negro, porque se suponía que ellos si debían tener experiencia sexual, para “guiar” a la mujer. Esa idea errónea fue defendida hasta en círculos cristianos.

Una pareja debe formarse bajo el amparo del amor y de valores trascendentes. Y, si por alguna razón cometieron el error de relacionarse sexualmente antes del matrimonio, eso no significa que si reciben el perdón de Dios y su absolución (tira nuestro pecado al fondo del mar) no puedan usar el color blanco como señal de la restauración en Cristo.

A menudo, hemos convertido una moda en algo sacro, que nada tiene que ver con el sentido original de lo que Dios planeó para la vida humana. El blanco es solo un color; lo importante es de qué tinte estén cubiertos nuestra mente y nuestros valores.

Busca otro lugar

Una boda es una fiesta, una celebración, un momento especial donde hacemos un pacto con Dios. Busca otra iglesia y otro pastor, no puedes celebrar en medio de lobos rapaces.

Tienes que estar al lado de tus hermanos, de gente que te ame incondicionalmente, de personas que te respeten y entiendan que eres digna. Así que no te hagas más problemas, busca otro lugar. Siempre habrá algún pastor con otra actitud, que no pertenece a la secta de los fariseos.

Si en algún momento tus padres te preguntan, no les escondas la razón, pero diles que de todo hay en la viña del Señor. Sólo la verdad puede ayudarles a entender. Si se enteran de otra manera y no de tus labios, puede ser un golpe mayor.

Siento de verdad que estés pasando esto. Siento en el alma que un momento tan bonito haya sido empañado. Pero, ten en cuenta que estas cosas pueden ayudarte a hacerte más fuertes. No caigas en sus redes. No les des el gusto de amargarte o de hundirte. Que tu felicidad y paz en el Señor sea tu respuesta. Que al verte en paz se enojen porque ellos esperan que sufras, porque de esa forma estarán tranquilos creyendo que han hecho algo bueno.

El haber tomado la decisión de ser madre soltera, pudiendo haber tomado otro camino, es digno de alabanza. Admiro a quienes optan por el camino difícil y no por la comodidad de quienes creen que con un aborto solucionan las consecuencias de sus malas decisiones. Ya diste ese paso de amor, así que eres fuerte, puedes pasar este otro trago amargo. Puedes encarar a quienes se gozan con el sufrimiento de otros. Ya sabes lidear con lobos, no bajes los brazos.

No olvides el perdón del Señor

En medio de todo esto, no cometas el error de confundir las cosas y de pensar que la actitud legalista, farisaica e inmoralmente cruel de la gente que te ha maltratado viene del Señor.

Dios te dice: Venid luego,  dice Jehová, y estemos a cuenta” (Is. 1:18 RV60). Me encanta el “venid luego”, Dios está deseoso y esperando que nos pongamos “a cuenta” con él. Ya lo has hecho. El día en que te bautizaste hiciste un pacto de amor con él, y Dios nunca te abandonará.

Dios te dice: 
“¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré!” (Is. 49: 15 NVI).
Integra a tu pequeña

No olvides además, que tu hija es importante. Que el joven que se está casando contigo, también la ha elegido a ella. Así que en la boda intégrala, que sea parte importante de la ceremonia, que esté junto a ti cuando hagan los votos o que pase contigo, no sé, busca lo que sea mejor para ti, pero no te olvides de ella. Prepárale un vestido especial. Que en tu alegría no te olvides que ella es muy importante y no debe ser dejada a un lado como si fuera algo adicional.

A diferencia de tus padres, no le digas a ella lo que está pasando. Pero si viniera algún fariseo a recriminarle a ella que tú te casas de blanco, dile y explícale sobre el perdón de Dios y su restauración. Que en ningún momento ella sienta que tiene alguna culpa en algún mal rato que tú estés viviendo. Que todo sea una fiesta, que ella recuerde este momento como algo especial también para ella.

La boda es un momento

Lamentablemente, el espíritu farisaico no morirá nunca. Tendremos que soportar a los que usan la religión para castigar a otros hasta el día en que el Señor venga a buscarnos. No caigas en su juego. Que la amargura ni la tristeza te ganen la partida. No permitas que la alegría que has sentido se vaya.

Por último, no olvides que la boda es un momento y el matrimonio es el que permanece en el tiempo. Con tu futuro esposo saquen lecciones y propónganse nunca hacerle a otros lo que los orgullosos y faltos de amor le han hecho a ustedes. Pueden ser un instrumento de sanación en la vida de otras personas que pasarán por situaciones similares en el futuro.

La iglesia es para compartir con hermanos

En la iglesia nos llamamos hermanos y no compadres, porque consideramos que somos parte de una familia donde nos amamos incondicionalmente. Si las personas de esa congregación te hacen sentir mal, busca otra comunidad cristiana donde adorar. Un lugar donde esté el espíritu del Señor y puedas crecer en paz.

Si tienes el coraje de quedarte, entonces, que tu alegría y tu bondad, sea el medio para poder ser de ayuda para quienes puedan ser mordidos por esos lobos rabiosos. Que tu amor por Dios pueda ser el bálsamo para ayudar a otros que serán maltratados por otras razones.

Conclusión

Sique mi oferta en pie, si aún no es tarde y puedo ir, con gusto oficiaría en tu boda, con la mayor alegría del mundo.  Si eso no fuera posible, espero que me envíes una foto de tu matrimonio casándote con un hermoso vestido blanco y con una gran sonrisa.

Un abrazo al valiente varón que será tu esposo. Él también necesita coraje para soportar a los fariseos que seguramente no logran entender por qué se casa contigo. Pero, no dejes que eso te afecte. Se casa porque te ama y eso es suficiente.
________________________________

Tal como en las otras respuestas, publicamos la misma con autorización de la persona involucrada. Sin embargo, quienes nos preguntan a través de nuestro blog, asumen la autorización explícita para publicar la respuesta en el mismo sitio. 


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 

No se permite la publicación de este material sin la previa autorización del autor.

28 comentarios:

  1. "Me encantó!!! Ojalá esta joven pueda llevar adelante su sueño, haciendo caso omiso a estos fariseos"

    ResponderEliminar
  2. muy, muy, muy bueno!!!

    ResponderEliminar
  3. Genesis Alejandra Vera Perez24 de abril de 2010, 14:40

    Precioso!

    ResponderEliminar
  4. Julio Sosa Almeida24 de abril de 2010, 15:10

    es peligroso cuando el lobo se viste de obeja...pero es aun peor cuando se viste de pastor...gracias pr. por estas palabras

    ResponderEliminar
  5. Rita Susana Viera Kusserow24 de abril de 2010, 15:12

    Que sean muy felices y que te veas muy hermosa con tu vestido blanco. Gracias a DIOS que tenemos a este pastor tan especial. Que DIOS lo siga bendiciendo pastor.

    ResponderEliminar
  6. Aun hay pastores por ahi que son cuadrados ,legalistas,fariseos y se olvidan que Jesus vino a perdonar y salvar a los arrepentidos de corazon.

    ResponderEliminar
  7. Algunos en ves de mostrar la gracia de Dios muestran la gillotina.

    ResponderEliminar
  8. Si bien es cierto que el blanco simboliza la virginidad y que eso es lo ideal ante Dios...pero en este caso puntual que habla el pastor Miguel la actitud del pastor que la iba a casar no es la correcta sino mas bien como dije antes es la de un verdugo de la guillotina y eso no es mostrar el amor de Dios hacia una persona que se arrepintió.

    ResponderEliminar
  9. en una palabra....OPORTUNO...!!!!!!
    Gracias Dios por esto...!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Neko Ni Myruu Hyuuga25 de abril de 2010, 1:23

    AWWW!!!! Tío!!!, si les manda las fotos , Me las podría mandar para dibujarlas, Porfavor!, Me inspiro demasiado esa historia, Dios la bendecira enormemente!!!

    ResponderEliminar
  11. El consejo es al punto, muy equilibrado, gracias a Dios por perdonarnos,!!!! ese es el Dios en quien creo¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Miguel Angel Flamenco25 de abril de 2010, 5:48

    BUENISIMO!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. ay ay ay!!!! nadie es perfecto, que lástima que el pastor haya reaccionado de esa manera. Muy bueno lo del vestido blanco, ha sido un simbolismo durante décadas.El Señor dijo: “Bienaventurados los puros de corazón porque ellos verán a Dios”... besotes!

    ResponderEliminar
  14. Gladys Susana Carbo Cornejo25 de abril de 2010, 16:21

    lo he leido de principio a fin. Espero que la novia lo haya leido tambien y eche fuera su dolor...

    ResponderEliminar
  15. Gracias por esta respuesta.. realmente es una pena que a pesar de tantas cosas que Dios hizo por nosotros aún existan personas dentro de las iglesias que tengan el espíritu de juzgar a otros... cuanto realmente necesitamos orar para estar en verdadera comunión...

    ResponderEliminar
  16. Silvina Villafañe25 de abril de 2010, 16:22

    el que esté inmaculado por no tener ningun pecado...que abra la boca...SIN PALABRAS...
    Gracias Pastor...y el Señor bendiga a esa niña llena de ilusión y fe...

    ResponderEliminar
  17. Totalmente cristiana la respuesta en este articulo, lastimosamente algunos pastores se creen jueces y no cuidan su rebanio.

    ResponderEliminar
  18. Aca se esta puntualizando la actitud del pastor que no quiso casar a esta hermana. Sin embargo, tendriamos que ir "mas arriba" todavia. Muchas veces ellos "obedecen" ordenes, porque si no, la cabeza puede rodar. Aqui el Dr. Nuñez esta puntualizando el "asi dice Jehova". Aplaudo, como el bien sabe, su actitud, la verdadera. Sin embargo, algunos teologos (no se si llamarlos pastores), siguen las normas de la iglesia que, difieren de una latitud a otra. Y si no "obedecen" o "siguen" las normas, pueden perder sus credenciales. Algunos teologos que trabajan como pastores, no saben cual es la posicion biblica. Lo digo como experiencia. Y, por otro lado, no saben salir de los canones que les enseñaron bajo leyes farisaicas que dista mucho del amor que predico Jesus. Que podria haber hecho el pastor en este caso?

    ResponderEliminar
  19. Pastor... como siempre, oportuno! Destaco su manera de aconsejar, siempre "enganchada" con la Palabra de Dios. Un abrazo, desde Cieneguilla - Perú!

    ResponderEliminar
  20. Es lo mejor que una pareja puede hacer, casarse con alegría sintiendo que Dios los a unido y perdonado...

    ResponderEliminar
  21. Con respecto a este tema, no lo tenía muy claro, tiene lógica todo lo expuesto en este artículo. Gracias pastor por la magnífica explicación. Hoy ha revolucionado mi manera de pensar.
    Para los esposos, sería bueno que nos contaran de su experiencia que será una bendición para los que esten pasando por estas dificultades y para nosotros salir de la ignorancia. Bendiciones a todos.

    ResponderEliminar
  22. Hola es una historia muy conmovedora pero Dios es un Dios de orden y de amor a la vez el perdón hacia esa pareja le fue dada desde el principio en que ellos decidieron poner a Dios en primer lugar ,y no tiene que sentirse rechazados ya que como cristianos solo debe importarnos hacer lo correcto ante los ojos de Dios si bien es cierto el vestido blanco lo tiene en privilegio una señorita que se mantuvo fiel y pura hasta el altar obedeciendo a Dios en todo sus caminos, pues es una manifestación publica de su obediencia hacia Dios asi como lo hacemos con el bautizmo que es tambien una manifestacion publica de que aceptamos a Dios como nuestro salvador , Como pareja no dejen que esas cosas los entristesca sigan adelante y busquen antes que todo ser un ejemplo para muchos jovenes en ser fieles a Dios aun en nuestro cuerpo eh intimidad , porque ustedes saben que satanas esta como leon rugiendo buscando a quien deborar y lo que ah veces se cuida en la Iglesia es que no se confunda este acto a lo largo de nuestra experiencia como cristianos hemos visto, jovenes que han cometido el error de adulterar pero por gracia de Dios fueron perdonados y querer realizar una boda similar s los que si se mantuvieron fieles a Dios y actúan con reveldia y reniegan cuando no se les da el permiso, lo que debe importarnos mas que todo es recibir la bendición de Dios tengamos mucho cuidado como actuamos porque reflejamos a Cristo en nuestro comportamiento somo una luz porque no es principio de la Iglesia son principios de Dios establecidos en sus mandamientos mantenernos puros aun en nuestro cuerpo y cuando se aprueba este acto los jóvenes piensan que se puede adulterar y luego casarse con todos los derechos que le pertenece a cristiano que se mantuvo fiel y es ahí donde satanás trabaja duro engañando jóvenes y destruyéndolos alejándolos de Dios, si pidieron perdón a Dios siéntanse perdonados y acepten el perdón de Dios y vivan felices siendo ejemplo para muchos con la ayuda de Dios y como personas maduras hay que actuar con madurez , no confundamos legalizó con obediencia, se que no somos perfectos pero por gracias somos santificados y justificados ante Dios por la sangre de Cristo Jesús muchas felicidades y mediten en lo que les escribo y solo piensen y pregunten ce a Dios le agradara lo que estoy haciendo solo eso y el resto de comentarios que puedan haber pasan en tercer plano y animo a hacer lo correcto

    ResponderEliminar
  23. Donde vive, el pastor? De donde es?

    ResponderEliminar
  24. Estimado Pastor:yo estoy por casarme,he vivido en castidad siempre. Aun no tengo el vestido pero siempre he soñado con un vestido azul cielo tipo princesa de cuento. Pero mi familia dice que debo usar un vestido blanco y yo no quiero eso. Incluso la mama de mi novio dice que debe ser asi blanco. Dicen que si no lo uso dare la imagen de todo lo contrario.yo siempre he soñado algo asi. Estoy enamorada de mi novio. Y no quiero ser mal vista. En mi iglesia no han dicho nada. Pero mi familia si yo siempre soñe ser una princesa de cuento y mi novio quiere ser mi principe. Somos romanticos.creemos en Dios y sabemos que no hemos faltado en nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé de dónde eres Daniela, pero hace varias semanas contesté tu pregunta. Bendiciones. Dr. Miguel Ángel Núñez

      Eliminar
  25. Me encantó esta opinión, yo el 28 de octubre de 2017 me casaré y como conocí al Señor a los 21 y tuve durante mi adolescencia siguiendo con los valores del mundo, no sabía si mi vestido debía ser blanco bordado de otros colores, de otro color o vaya a saber cómo. En la iglesia donde iba el pastor era muy estricto con este tema y hasta ofendía a las novias el día de la novia al censurarle el vestido. Posteriormente me cambié de iglesia por esto y muchas cosas más que me parecían super farisaícas. La verdad es que ahora tengo 29 y tanto mi novio y yo tenemos un noviazgo en santidad y considero que las cosas viejas ya pasaron. Me siento identificada con esta señorita...Gracias pastor por expresar este tema con tanta claridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo se lo dificil que puede ser, lo que si es que yo pase por el caso cotrarario. Yo no cometi pecados sexuales quienes nos conocen a mi novio a mi saben como somos. Desde que vi un vestido rojo me enamore de el, no me dejaron casarme en mi iglesia. me fui a otra iglesia y caso sin problemas. Mi familia me esta rodeando de atenciones y cariño lo mismo mi novio. Me casare pronto. La gracia es infinita y da perdon y renueva todas las cosas.

      Eliminar
  26. Pienso que la castidad no es alimento para el espíritu. Pues no sirve de nada ser casto si como ser humano es uno capaz de tener pensamientos y hacer cosas viles. Son nuestros actos y nuestras aptitudes y actitudes las cualidades que determinarán nuestra verdadera esencia y es lo que nos va definir como buenos o malos cristianos. Existe el amor y el amor es vida sobretodo perdón. Y si Dios fué capaz de perdonarnos por ser tan infames al grado que sacrificó a Jesús para salvarnos a nosotros. ¿Por qué nosotros hacemos tanto conflicto por un vestido blanco? ¿de que sirve vestir de blanco si por debajo del vestido lo que hay es lepra?
    Estimada hermana, vale mas su corazón y su espíritu y sobre todo el amor de su familia. Usted vístase con su mejor gala, no importa del color que sea pues solo Dios conoce a su corazón y el sabe lo puro que es. Y eso que no es de color blanco.

    ResponderEliminar

Puedes hacer una pregunta

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *