El amor no se mendiga


PREGUNTA

"Tengo una relación de cuatro años, pero no se qué pasa. Desde el año pasado él se puso un poco indiferente. El año pasado me dijo que quería un tiempo de tres meses, le di sólo 2 meses porque no podía soportar que estuviera lejos de mi. Luego de 2 meses hablamos y regresamos. Estuvimos bien hasta hace 2 semanas, por que me volvió a decir el darnos tiempo de 6 meses, sólo porque le dije que era hora de formalizar y me respondió que no se sentía preparado por eso me pidió tiempo. Yo pienso que tal vez tenga otra relación. Trabajamos en distintos lugares y no nos vemos más que una vez a la semana. Hace una semana lo busqué, hablamos y me dijo que esa decisión que tomó era la definitiva. Le dije que yo no estaba de acuerdo, es mejor seguir y si funciona continuábamos y si no ahí lo dejáramos. A veces me llama (creo que cuando se acuerda). Cuando yo le llamo se molesta. No lo quiero perder, yo lo amo".

RESPUESTA

Apreciada amiga:

Gracias por escribir, se necesita valentía para hacerlo. Espero que leas la respuesta completa porque de verdad creo que te estás equivocando a fondo. No te conozco, pero si te conociera, te diría en primera: "Abre los ojos, ¿qué estás haciendo?"

El amor no se mendiga

La frontera entre la obsesión y el amor es muy sutil. Muchas personas, con buenas intenciones, pero mal enfocados, creen que insistir es una muestra de amor, cuando en realidad, es síntoma de una patología de la personalidad.

No sé qué ha ocurrido en tu experiencia personal, pero tienes que entender que el amor es una experiencia que se basa en la elección libre y soberana de una persona que elige amar. Tal como es una elección libre, nadie puede ser obligado a amar, así que no se trata de que tú no quieras que él se vaya de tu lado, aquí se trata de que él tiene todo el derecho del mundo a no querer amarte. Si no lo entiendes, y no lo aceptas, no sólo te dañarás muchísimo, sino que además, harás la vida de él o de cualquier persona que ames algo muy difícil de vivir.

¿No se te ha ocurrido pensar que él no quiere estar contigo y no sabe cómo decírtelo porque tú eres posesiva? 

No se puede poseer a una persona. Se poseen objetos, cosas, pero nunca personas. No lo puedes mantener a tu lado a la fuerza y cuatro años son tiempo más que suficiente como para darse cuenta. El amor no se mendiga, se otorga y se recibe, pero no puedes andar mendigando, porque de otro modo, sólo obtendrás migajas y de mala calidad.

La inseguridad y el amor

La inseguridad y el amor son mala combinación. Nunca me ha gustado eso de "darnos tiempo", no es sabio y a la postre, daña mucho. La relación resulta o no resulta, no hay medias tintas. Así como no puedes estar "medio enferma" o "medio contagiada de sarampión", no puedes estar "medio enamorada". El amor o está o no está. Pensar de otra manera termina por convertirte en una persona que se aferra a lo imposible y al final de cuentas, terminas dañada.

No sé por qué él ha actuado así, pero su inseguridad es una señal de que no hay amor. En tu caso, no aceptarlo, es una evidencia de que no has entendido el sentido del amor, lo que es, sin duda, un rasgo de tu carácter que es preocupante.

Amar es un arte, como dice el escritor mexicano-alemán, Erich Fromm, y tiene la razón. No es algo que te llegue de manera automática, sino que se aprende, se desarrolla, se pule, se educa... y en ese sentido, tienes mucho que aprender. Lo primero es que el amor es un acto voluntario, nadie puede ser obligado a amar a la fuerza.

Si lo sigues llamando, es evidente, que tienes un conflicto no resuelto. Si él se enoja, y tú no captas el mensaje, entonces, tienes un conflicto muy serio respecto al amor. 

Déjalo ir

Si de verdad lo amas, déjalo ir. El amor libera, no esclaviza. En ocasiones, el mayor acto de amor es dejar libre a quien no te ama, al menos de la forma en que tú deseas.

Si lo dejas ir, es la única manera en que crecerás y podrás abrir los ojos a una realidad diferente. 

Mereces que te amen y no que obligues a otra persona a amarte a la fuerza. Eso no es digno para ti y tampoco es sabio.

El amor se construye sobre la base de la dignidad, el respeto y la libertad. En este caso, estás arriesgando tu dignidad en una relación donde la otra parte no tiene la misma perspectiva que tú. Por otro lado, arriesgas que te falten el respeto, ya te lo estás faltando a ti misma, al insistir en una relación donde él te ha dicho de varias maneras que no quiere seguir. Y, finalmente, estás jugando con su libertad... no se trata de lo que tú quieras, la relación de pareja es un proyecto que se construye de a dos, no sólo una parte.

Conclusión

Es probable que no quieras escuchar estas palabras, pero no son consejero para adularte ni orientador para hacer lo contrario. Corta la relación, no llames más, ten respeto de ti misma, cuida tu dignidad. 

Sana el dolor. Vive el duelo. Construye una vida donde la dignidad sea un valor fundamental. Cuando el amor toque a tu puerta debe ser de manera voluntaria y de alguien que piense que estar contigo es la mejor idea del mundo, lo que le quita el sueño, y no, como en este caso, que parece una pesadilla. 

Dios te bendiga


________________________________

Todas las respuesta las publicamos con la autorización implícita de la persona involucrada. No se dan nunca detalles personales para no hacer pública la identidad de quien escribe preguntando. Quienes nos preguntan a través de nuestro blog, asumen la autorización explícita para publicar la respuesta en este mismo sitio

Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 
No se permite la publicación de este material sin la previa autorización del autor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Puedes hacer una pregunta

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *