El diálogo siempre es necesario



PREGUNTA

"Estoy de novia con un hombre con el cual me siento muy bien completa, y nos casaremos en el verano, y me han ofrecido trabajo en otra ciudad, con un buen sueldo y proyección en el ámbito laboral, sin embargo eso implicaría alejarme de mi familia ,para emprender una aventura en tierras lejanas a más de dos días de viaje en bus.

Lo que me complica del viaje es el clima, especialmente la lluvia que no hay donde vivo actualmente y que en el lugar donde estoy trabajo una cantidad menor de horas. También me aflige el hecho de que mi novio se puede trasladar, pero no con el mismo cargo que tiene, bajaría su rango, pero Él está dispuesto a irse conmigo, a emprender este vuelo que es lo que siempre he querido hacer, pero a veces siento que soy egoísta con él, porque yo tendré un buen trabajo una carga horaria extensa y saldré de mi ciudad, pero él tendrá que bajar su rango. Estoy en el dilema de irme lejos o quedarme estoy. Estaba segura antes de irme, pero tengo esta sensación aunque él no la menciona. ¿Qué hago?"


RESPUESTA

Apreciada amiga:

Gracias por escribir. Hay situaciones que no son fáciles de resolver, pero te felicito que quieras hacerle frente, porque no se saca nada con esquivar un asunto difícil, es importante hacerle frente.

Te contestaré entre líneas para ser más claro y con los puntos más importantes que presentas.

Tu esposo es tu familia

Estoy de novia con un hombre con el cual me siento muy bien completa, y nos casaremos en el verano, y me han ofrecido trabajo en otra ciudad, con un buen sueldo y proyección en el ámbito laboral, sin embargo eso implicaría alejarme de mi familia, para emprender una aventura en tierras lejanas a más de dos días de viaje en bus.

Hay un error en lo que planteas... cuando te casas, tu familia de origen pasa a segundo lugar, y tu esposo y los hijos que eventualmente van a llegar se constituyen en tu familia. Eso no significa abandonar a los padres y hermanos, sino establecer prioridades.

Ahora bien, el que te ofrezcan un trabajo con mejores proyecciones siempre es bueno, pero cuando uno se casa, no puede pensar sólo en sí mismo, sino en un PROYECTO DE VIDA JUNTOS. Lo que elegimos debe ser aceptable para ambos. Eso implica dialogar y tomar acuerdos que satisfagan a los dos.

A menudo, se transmite la idea de que los proyectos de vida en una pareja tienen que estar en función del esposo. Esa es una cosmovisión sexista y machista, lo que corresponde, es un proyecto que ayude a ambos. En ocasiones el varón esperará por su propio desarrollo en tanto la esposa se proyecta y viceversa. Cuando es unilateral sólo en función del esposo, se produce una injusticia de hecho, que no sólo trae frustración, sino que además a largo plazo, provoca que uno o los dos, finalmente no estén contentos con los logros que han obtenido en esa relación.

Por otro lado, lo que decidan debe ser en términos de equidad, es decir, que debe ser como un puente de ida y de vuelta, ambos deben recibir lo mejor de la relación. Algunos han vendido la idea de que para que la relación funcione siempre alguien tiene que ceder, pero eso no es justo, y porque además, socialmente se espera a menudo que la que ceda sea la mujer. Lo correcto es llegar a acuerdos. La vida avanza, el tiempo pasa, y es fundamental elegir lo que sirva para ambos, no sólo para uno de la pareja.

Todo tiene arreglo

Lo que me complica del viaje es el clima, especialmente la lluvia que no hay donde vivo actualmente y que en el lugar donde estoy trabajo una cantidad menor de horas.

El clima es importante, no es un asunto menor, aún cuando existen personas que minimizan el asunto.

Por ejemplo, si alguien es depresivo, un clima nublado y con poco sol no ayuda. Si alguien padece de problemas asmáticos, un lugar demasiado húmedo o demasiado seco, tampoco sirve. Por lo tanto, es importante evaluar, porque no es cosa menor elegir un lugar adecuado para las realidades diferentes de cada individuo. No siempre se pueden elegir las condiciones absolutamente óptimas, pero al menos, se puede llegar a buscar un punto intermedio a la hora de la elección de un lugar donde vivir.

El segundo punto, no pesa ahora, pero, ¿qué tal mañana si decides tener hijos? Siempre es mejor tener más tiempo cuando hay hijos que menos. Si estás en un trabajo que te demanda menos horas de trabajo, evidentemente, tendrás más tiempo para estar con tus hijos, si es que eventualmente quieres tenerlo.

Tener hijos para que sean criados por una nana u otra persona, por muy confiable que sea, nunca es igual que sea la misma madre. Por lo tanto, si estás pensando tener hijos, piénsalo bien, porque a la hora de la maternidad estos detalles pesan mucho.

Un proyecto conjunto

También me aflige el hecho de que mi novio se puede trasladar, pero no con el mismo cargo que tiene, bajaría su rango, pero Él está dispuesto a irse conmigo, a emprender este vuelo que es lo que siempre he querido hacer, pero a veces siento que soy egoísta con él, porque yo tendré un buen trabajo una carga horaria extensa y saldré de mi ciudad, pero él tendrá que bajar su rango. Estoy en el dilema de irme lejos o quedarme estoy. Estaba segura antes de irme, pero tengo esta sensación aunque él no la menciona. ¿Qué hago?

Si tu novio está dispuesto a renunciar para verte feliz, bien por él y por ti. Si se siente presionado porque de alguna manera se ha visto presionado o chantajeado por ti, mal por ti y por él.

Cualquier decisión que tomen debe ser una decisión conjunta, no unilateral. Si él no habla, y tú no sacas el tema, está mal. Conversen, elaboren los pro y contra.

Un ejercicio que pueden hacer es tomar pequeñas hojas de papel, cada uno y hacer dos montones, uno que contenga los pro y otro los contra.

Escriban cada uno de manera individual, una tarde que tengan tiempo, y no estén presionados por nada. Es como un murmullo de ideas. Luego, cuando hayan terminado, vayan escribiendo lo que escribieron en una hoja aparte, una para pro y otros contra. Evalúen en qué coinciden y en qué difieren.

Podrían hacer lo mismo, pensando en "cómo se sienten" cada uno con la situación. 

Lo importante es que dialoguen, no pueden tomar una decisión tan trascendental sin evaluar adecuadamente lo que harán. El costo de no dialogar puede ser muy grande para ambos.

Conclusión

Cualquiera sea la decisión que tomen deben hacerla en consenso, no viendo el futuro inmediato sino el largo plazo, pensando incluso en hijos, familia, educación y todo lo que demanda construir un proyecto de vida que realmente sea eficaz en términos de calidad de vida. No siempre recibir un mejor sueldo con más horas de trabajo, es mejor en términos de calidad de vida.

Cuando decidieron ser pareja, como la palabra lo dice, decidieron andar en "par" no de manera "impar". Eso implica dialogar, llegar a acuerdos, consensos, términos medios, mejores alternativas que dejen contentos a ambos, etc. No es fácil, pero esa vía siempre es mejor que pensar en uno solo. Recuerda que al casarte reemplazas el "yo" y el "mi" por un gran "nosotros".

Dios te bendiga.


________________________________

Todas las respuesta las publicamos con la autorización implícita de la persona involucrada. No se dan nunca detalles personales para no hacer pública la identidad de quien escribe preguntando. Quienes nos preguntan a través de nuestro blog, asumen la autorización explícita para publicar la respuesta en este mismo sitio

Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 
No se permite la publicación de este material sin la previa autorización del autor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Puedes hacer una pregunta

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *