¿Qué hacer si estoy confundida?



“La mujer perdona las infidelidades, pero no las olvida. El hombre olvida las infidelidades, pero no las perdona” (Severo Catalina)

PREGUNTA

“Nesesito un consejo quiero obrar de una manera correcta. Hace unas semana mi ex pareja y yo hemos salido como amigos y he visto que ha cambiado mucho para bien, pero de repente un día, ya al despedirnos me pregunto si aún sentia algo por él y si quería regresar. Actualmente yo tengo novio, unos años menor a mi, él me quiere y comprende, aunque a veces creo que toma nuestra relación como un juego ya que hubo un desliz el cual fue disculpado en su momento. Con el regreso de mi ex y sus preguntas me confundieron y no sé qué hacer”.

RESPUESTA

Querida amiga no pretendo ser juez tuyo ni de tus sentimientos, pero lo primero que se me viene a la mente es aquel dicho de Jesús: “Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes” (Mateo 7:12 NBD). Otra versión dice: “Portaos con los demás como queréis que los demás se porten con vosotros” (BLP). En otras palabras, antes de actuar, deberíamos medir exactamente qué es lo que otras personas pueden sentir respecto a lo que vamos a hacer, evidentemente, las personas con las que nos relacionamos y se verán afectadas directa o indirectamente por nuestras decisiones.

Dicho esto, veamos en detalle algunos aspectos de tu carta.


Obrar de manera correcta

Me parece estupendo que quieras actuar de manera correcta, eso me dice que eres una persona que desea hacer las cosas bien para evitar problemas más adelante. No obstante, el hacer lo correcto, en muchos casos demanda decisiones drásticas que en ocasiones no estamos dispuestos a tomar. Por ejemplo, ¿qué crees que pensaría tu novio si estás cavilando sobre lo que quieres hacer? ¿Cómo te sentirías tú si tu novio hiciera contigo lo mismo que tu estás haciendo con tu ex, dándole espacio para que te hable de ese modo? Es correcto querer hacer las cosas bien, pero lo más adecuado en este momento sería que pensaras con cuidado sobre la propiedad de las acciones que estás tomando.

Si hago con otros lo que desearía que hicieran conmigo, entonces, eso puede detenernos a pensar en las consecuencias de lo que hacemos, porque habitualmente sólo pensamos en nosotros y no en otros, tal como parece ser tu caso.

El amor no es una cuestión de gustos sino de principios. Decidir y hacer lo correcto implica que no harías a otra persona lo que no quisieras que te hicieran a ti. ¿Qué tal si mañana te enteras que tu novio está flirteando con su ex y está dudando de seguir o no contigo?


Las oportunidades no nos buscan

Una verdad de perogrullo es que las oportunidades no nos buscan, somo nosotros los que buscamos y también creamos las oportunidades. Tu encuentro con tu ex y la posterior salida, no es ni inocente ni casual. Tu creaste la oportunidad, incluso para que él pensara que era posible pedirte que volvieras con él.

Si realmente hubieses querido hacer las cosas bien y no haber generado expectativas, no te encuentras con él a solas y menos sales en una cita de “amigos” con él. Si querías dialogar, pues, podrías haberlo hecho por teléfono, por facebook, o incluso, salir con un grupo de amigos donde estuviera presente tu novio.

Has fallado en ser honesta contigo misma y con el que cree, hasta ahora, que es tu novio. Así no funciona. Las parejas de novios deben ser honestas de otro modo, la cosa no funciona.

No es algo que a ti te gustaría vivir, precisamente, porque no has sido honesta. Nadie hace una proposición como la que hizo tu ex si no siente que le están dando la opción o la oportunidad para hacerlo. Si diste señales equivocadas, de manera inocente, bueno, es una posibilidad, pero en lo que escribes no veo eso, sino intencionalidad, así que no puedes actuar como si estuvieras confundida, porque no lo estabas cuando te citaste con él.


Desliz

Tengo que confesarte que me reí de la redacción de lo que escribiste. Tu novio es menor de ti varios años, y si lo tratas de infantil, en realidad, no es culpa de él sino tuya, al final de cuentas, es varios años menor y tú lo elegiste, probablemente él está viviendo una etapa distinta a la tuya, ¿de qué te quejas?

Al decir que “fue disculpado” me pareció que te ponías en una posición moral superior, si no es así, te pido perdón, pero la redacción eso me sugiere. Si él ha mirado a otra mujer, las razones pueden ser varias. Una es que no te ama lo suficiente y por eso se atreve a buscar a otra persona. Otra posibilidad es que tú lo tengas hastiado o ahogado, cosa común en mujeres que salen con personas más jóvenes, que tienden a ser más inseguras. Otra opción es que fue seducido y calló redondito como blanca paloma, en ese caso, sería inocente, pero no estoy seguro de que esa sea la opción.

Ahora, ¿si lo has perdonado, por qué traes a colación el tema? Cuando se perdona, se perdona. Se tira, como dice la Biblia, “el pecado al fondo del mar”, una manera simbólica de decir que una vez que se ha perdonado el siguiente paso es olvidar. Si lo mencionas es porque en realidad, estás picada (como diríamos en mi país) o enojada, en ese caso, para bien de él y tuyo, debes evaluar la situación y si realmente quieres seguir con él, jugártela, porque de otro modo, no funciona la cosa.


Tomar una decisión honesta

El amor es una decisión.

No puedes jugar con los sentimientos y emociones de una persona, ni de tu novio ni de tu ex. No es justo, no es correcto y no te llevará a ninguna parte. Si realmente tienes tanta confunsión y no sabes qué hacer, entonces, debes terminar la relación con tu novio y no entrar en una relación con tu ex, hasta que hayas definido realmente lo que quieres, de otro modo, la que está actuando aquí de manera infantil eres tú y no tu novio.

Si elegis amar, hazlo con honestidad, y de la manera en que quisieras que a ti te amaran. No de la forma en que lo estás haciendo porque de esa manera te confundes más y también llevas a confusión a las personas que están a tu lado. Como dice el escritor Barton Goldsmith: “La confianza en las parejas puede ser definida como el saber que las intenciones de tu compañero siempre serán honorables. La falta de honestidad puede desgastar la base de una relación, dejando una pareja confundida e insegura acerca de su conexión y de su vida”, y eso es precisamente lo que te está ocurriendo por no ser honesta.

Cuando tenemos la certeza de que hemos elegido por la pareja correcta, entonces, no tenemos dudas y perseveramos en esa relación haciendo todo lo posible para que funcione. Una relación de pareja es esfuerzo conjunto para que funcione. No es tarea de uno sino de dos.

________________________________

Todas las respuesta las publicamos con la autorización implícita de la persona involucrada. No se dan nunca detalles personales para no hacer pública la identidad de quien escribe preguntando. Quienes nos consultan a través de nuestro blog o por email, asumen la autorización explícita para publicar la respuesta en este mismo sitio

Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 
No se permite la publicación de este material en ningún medio
 sin la previa autorización del autor


1 comentario:

Puedes hacer una pregunta

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *