Violencia doméstica

PREGUNTA

"Hace años que vivo una situación que ya me resulta insostenible. Mi esposo me maltrata de una forma horrible. Él ha buscado ayuda porque se lo exigieron en el trabajo, pero todo sigue igual y en algunos casos peor. Todos los días estoy expuesta a sus insultos, humillaciones, presiones de todo tipo. No sé qué hacer, en la iglesia me han dicho que el matrimonio es para toda la vida y que no puedo dejarlo, pero, no sé qué hacer. Hemos pedido ayuda, él promete el cielo y la tierra, pero llega a casa se rie en mi cara y sigue igual. Temo que pueda volverme loca si sigo en esta situación. Por favor, dígame qué hacer".



RESPUESTA

Apreciada amiga:

El matrimonio es un pacto. Como tal es una relación de consenso. Cuando buscamos la dirección de Dios le pedimos que él nos dirija y nos ayude, pero Dios no lo puede hacer a la fuerza.

El concepto de "lo que Dios juntó", no es absoluto en el contexto del pacto, puesto que sino estaríamos condenando a víctimas de violencia (como en tu caso) o a personas abusadas o que corren peligro a mantenerse en relaciones destructivas. Aquí vale el principio bíblico de "misericordia quiero y no sacrificio". En otras palabras, nadie te obliga a mantener un matrimonio que te hace sufrir.

Has hecho lo posible, pero sistemáticamente tu marido se a negado a recibir ayuda profunda para el problema que tiene, en ese contexto, no tienes por qué mantenerte atada a un pacto que no se ha cumplido.

Yo soy una voz en el desierto al decir que el concepto bíblico "adulterio", no sólo se refiere a relaciones sexuales fuera del matrimonio, sino también a abandono, deslealtad, rompimiento del pacto, etc. Pero estamos a años luz de que algunos maduren lo suficiente como para entender que las normas son menos importantes que las personas y su plenitud. Es el principio de Mateo 12 en el contexto del sábado. Cuando hacemos de la norma una cuestión estricta y sin exclusión de ningún tipo, terminamos no viendo al ser humano ni las condiciones en las que está.

Estoy escribiendo un libro que se va a titular CUANDO EL DIVORCIO ES INEVITABLE, para sostener que el divorcio es una alternativa de salud integral y de equilibrio emocional cuando se está ante una relación destructiva para uno de la pareja y/o para los hijos. Creo en el matrimonio, pero no creo en el martirio ni en la destrucción de la salud física y emocional.

No te quedes sólo con mi opinión, pero de todos modos, toma una decisión y pronto... algún día estarás lamentando no haber tomado la decisión que correspondía en el momento adecuado. Que esto no te destroce ni te haga una víctima. Tienes que ser una sobreviviente.

Espero que Dios te de sabiduría para tomar una decisión coherente. Antes de tomar una decisión de separación, hazte asesorar, por un abogado especialista en el tema. Que no te sorprendan sin saber lo que tienes que hacer.

________________________________

Tal como en las otras respuestas, publicamos la misma con autorización de la persona involucrada. Sin embargo, quienes nos preguntan a través de nuestro blog, asumen la autorización explícita para publicar la respuesta en el mismo sitio. 


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 

No se permite la publicación de este material sin la previa autorización del autor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Puedes hacer una pregunta

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *