Mi hijo no quiere verme

PREGUNTA

“Tengo un hijo de 24 años que hace un año no quiere verme y no vuelve a la casa. Tuvimos una discusión, que en definitiva sé que no fui la causante, sino que viene trayendo de mucho tiempo rencores y parece que la mala soy yo. Es un chico muy retraído y muy difícil de saber qué es lo que piensa o lo que siente. En realidad no sé bien que le pasa pero fundamentalmente lo que reprocha es que yo le he puesto mucho límite, y me dice que soy egoísta, sentimiento del cual no me hago cargo. Tengo 5 hijos maravillosos y estoy muy apenada por esta situación. No sé cómo entrarle”.

 


RESPUESTA

Apreciada amiga:

No sé de qué parte me escribe, pero por la última expresión “entrarle”, supongo que es de Centroamérica, donde he escuchado esa expresión más de una vez.

Me parece que debe cambiar de perspectiva, puesto que en la forma en que se expresa, parece que usted fuera una mansa paloma y su hijo un desagradecido.

Vamos por parte.

Edad

Su hijo no es un nene, tiene 24 años, si no se ha dado cuenta es mayor de edad, y si la acusa de ponerle límites, es porque probablemente usted lo ha estado asfixiando. Es probable que al no entenderlo usted se convierta en una madre castradora (lea mi artículo "Madres castradoras"), si es que ya no lo es. Su hijo no es un niño, ya pasó la época donde podía decirle lo que tenía que hacer y podía traerlo de la mano. En realidad, usted tiene que madurar y crecer.

Su hijo debería haber partido antes incluso. Muchas madres se niegan a dejar crecer a sus hijos, tanto física como emocionalmente. En muchos casos las mamás actúan como si sus hijos fueran su pertenencia personal, pero no lo son. Los hijos son visitas, que vienen a nuestro hogar, para formarnos a nosotros, y colaborar con su formación, para que partan y formen sus propios hogares.

Si una persona adulta se siente asfixiada, entonces, es porque lo está. Si me hablara de un chico adolescente, la cosa sería distinta, puesto que los adolescentes están jugando o peleando con los límites, probablemente ha sido demasiado posesiva y éste es el resultado.

Lo correcto es que a medida que los hijos crecen las reglas sean cada vez menos. El objetivo de la disciplina no es gobernar a los hijos, sino lograr que ellos sean independientes y tengan autonomía. Cuando los padres están constantemente diciéndoles a los hijos lo que tienen que hacer, simplemente no los dejan crecer y los asfixian.

Por la forma en que escribe, estoy tentado a creer que usted es de este grupo, porque no se hace cargo de nada, lo que siempre es complejo, porque siempre en las relaciones interpersonales hay culpas compartidas.

Retraimiento

La timidez es aprendida. Las personas retraídas en muchos casos lo son por el tipo de vida que han tenido o por la familia.

Usted menciona a cinco hijos, no me dice qué número de hijo es este joven. Pero, es más o menos normal que en familias numerosas algunos hijos sean retraídos, ya sea porque son diferentes al resto, o porque los padres han dedicado más atención a unos que a otros, o porque de algún modo han sido opacados por alguno de sus hermanos.

Esto además, es relativo, puesto que muchos hijos son retraídos en sus casas, pero no lo son fuera de ella.

Por  lo que veo no conoce bien a su hijo. Si él ha sido capaz de irse de la casa, estar casi un año sin volver a casa, es porque tiene carácter fuerte y se las puede arreglar solo.

Con los hijos retraídos no se arreglan las cosas imponiendo, ni haciendo como que usted tiene la última palabra ni nada por el estilo, eso no ayuda en lo absoluto. Al contrario, como tortuga lo único que logra es que él esconda la cabeza. Los hijos retraídos son como los caracoles, a palos no salen nunca, pero si los pone al sol, lueguito asoman la cabeza.

Inocencia materna

Lo que más me preocupa de su carta es su “inocencia”. Si usted estuviera totalmente libre de responsabilidad, no me estaría escribiendo.

Es un error creer que las relaciones interpersonales se deterioran sólo por la culpa de otros, eso no es serio ni maduro. Siempre, en todo vínculo, hay dos partes. En esto lo que hay es responsabilidades compartidas.

Su hijo, aún cuando es adulto, es joven, por lo tanto, seguramente es más impulsivo y está en proceso de maduración. Pero usted, con cinco hijos, hace rato que maduró… está medio pasadita, por lo tanto, es de esperar que quien debe actuar con madurez es usted, y no su hijo.

Por lo visto, en todo este tiempo usted no ha cedido nada, y sólo espera que su hijo regrese. Eso no es correcto, ni maduro de su parte. Él es un adulto, y tiene todo el derecho de irse y no volver más, sin embargo, usted seguirá siendo su madre permanentemente y él su hijo, no pueden estar así.

Es importante que usted dé el primer paso. Tráguese su orgullo, busque a su hijo, y cuando lo haga, muérdase la lengua. No se va a hacer las paces con un garrote en la mano. Búsquelo, es la madre. No pierda la oportunidad de reconciliarse con su hijo. Escúchelo, es probable que algo no haya entendido. Si él es responsable, espere que las cosas se arreglen y cuando estén bien, dígale lo que piensa, pero no en son de reproche, sino para que él comprenda su punto de vista, pero no imponga, él tiene todo el derecho del mundo a pensar diferente. No olvide, que por muy delgada que sea una hoja siempre tiene dos lados, no se conocen ambas caras del asunto, con reproches, recriminaciones o cosas por el estilo.

Por otro lado, la solución no es que su hijo regrese con usted, él ya creció y tiene todo el derecho del mundo a buscar su propio camino. Pero, la reconciliación es otra cosa, no procurar reconciliarse no es sano, tarde o temprano eso puede provocar un efecto muy alto en su vida y en la de su hijo.

Conclusión

La vida es demasiado corta como para no ponernos en paz con los que amamos. El amor abre puertas y enternece corazones. Pelear no vale la pena, siempre se nos va la vida en ese camino. Alguien dijo que la mejor manera de ganar una discusión es evitándola, y en parte estoy de acuerdo. Las polémicas y discusiones no sirven.

Busque a su hijo, háblele, usted puede hacerlo. Si su amor se ve en su forma de actuar y en la manera de tratarlo, seguramente su hijo tendrá otra actitud. Estar separado de su hijo simplemente porque usted cree que no tiene responsabilidad alguna, simplemente no ayuda para nada.

Confío en que Dios le de sabiduría para hacer lo correcto.

________________________________

Tal como en las otras respuestas, publicamos la misma con autorización de la persona involucrada. Sin embargo, quienes nos preguntan a través de nuestro blog, asumen la autorización explícita para publicar la respuesta en el mismo sitio. 

Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 

No se permite la publicación de este material sin la previa autorización del autor.

12 comentarios:

  1. La señora piensa igual que mis padres, ellos jamás tienen la culpa de lo que sucede y de las.peleas que tenemos..
    No por el hecho de que viva en su techo y me paguen los estudios, tienen el derecho a controlar mi vida...
    Yo tAmbién tengo 24 años y creo que me pasa lo mismo que a su hijo... mis papás aún creen que tengo 15 años y que no soy capaz de tomar desiciones racionales para llevar mi vida, es que claro, yo no pienso igual que ellos, mi mentalidad es más positivista, para mi la vida es corta y hay que saber disfrutarla... vivir el día a día, por supuesto sin dejar de lado tus obligaciones y deberes, pero no pensando que todo va a salir mal, sí no, nadie se arriesgaria...
    Bueno además de pensar diferente a ellos, obviamente también he cometido errores, no soy una santa.. tuve un hijo a los 22 años y me endeude en una tarjeta que no pude pagar y que gracias a dios estuvo mi padre ahí. saben... de hecho eso es lo que más duele.. que te digan que tú no valora lo que ellos han hecho por ti... y no lo valoras porque no haces lo que ellos quieren... ¿creen que eso es justo?¿o será que yo estoy mal?...
    bien... sigo... esto me tiene totalmente frustrada, además de desvalorizada y triste, yo estudio, tengo mi trabajo( soy entrandora), me pago mis cosas y las de mi hijo, tengo una pareja estable con la que quiere hacer mi vida... y ahí nuevamente está la pelea.. que eres muy inmadura.. que como se ocurre, no tienen las herramientas,... les juro a veces le comento a.mi pareja y le digo, tan mal estoy!?, no soy capaz de nada?, pero ya me doy cuenta que el problema no es mío, sino más bien de ellos, que no se dan cuenta que están frente a una adulta responsable, que es capaz de tomar sus propias desiciones y puede llevar su vida sin dificultades y sin depender de ellos.
    Gracias por darme el espacio para desahogar mi frustración y decirles que la página es buenísima... estuve mucho rato leyendo sus artículos y me ayudaron muchísmo... nuevamente muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. La señora es igualita a mi madre, que va de angelito, señora sacrificada, que seguro que no comete errores. Su hijo siempre es el culpable de todo, de que ella no haya evolucionado en su vida laboral, de que no tenga casi amigas, de que esté siempre amargada. Si me lee la señora, me identifico plenamente con su hijo y ya ha demostrado ser una persona responsable y madura para irse de casa. La que tiene que dejar el victimismo y crecer es usted, que parece una niña.
    Me ha encantado la respuesta.

    ResponderEliminar
  3. Apreciada señora:

    Entiendo perfectamente su situación y únicamente le puedo recomendar que medite en quién o quienes se están beneficiando de la separación familiar de su hijo, seguro que encuentra a los culpables de inducir el desarraigo y animarle al desafío a los progenitores. "Al arbol que pierde las raices pronto lo tumba el viento"

    ResponderEliminar
  4. Me gustaría contar mi historia ya que me veo reflejada en este chico. Vereis mi novio es irlandés y llevo en Irlanda 2 meses buscando trabajo y viviendo con mi novio por la situación laboral en España. Mis padres no paran de hacerme sentir mal pidiendome que vuelva y haciendome sentir triste y culpable. Solo han pasado 2 meses y estoy muy cerca de conseguir un trabajo pero por su presión me veo obligada a volver a casa un par de meses. Tengo 26 años creo que ya soy mayorcita y lo único que intento es ser feliz junto a mi novio y encontrar un trabajo. Acaso es algo tan malo? Bien pues parece que ellos no lo entienden y por mas que les diga siguen y siguen con su chantaje emocional. No soy feliz en España y ellos parece que les da igual prefieren verme encerrada y deprimida todo el día a verme feliz? No se que hacer cada vez que hablo con ellos por skype me deprimo y la verdad echo de menos España pero cuanto mas me digan de volver menos quiero ir. Gracias por leerme

    ResponderEliminar
  5. Sigue adelante amiga tú etes libre haz lo que quieras siempre con responsabilidad y seras feliz. Vvive la vida que te imaginas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tristemente me identifico contigo y con todos los demás... pero en estoy momentos ya decidi que debo alejarme emocionalmente de mi madre. hacer mi vida es lo correcto y no debo sentir ninguna culpa por volar y cumplir mis sueños, cada uno de nuestros padres tuvo su tiempo de hacerlo y si no lo lograron lo siento por ellos. Honro su vida y su destino, pero yo tengo el mío. Saludos

      Eliminar
  6. Tu eres libre. Vive tú imaginación y se feliz.

    ResponderEliminar
  7. Perdón por la intromisión pero me gustaría decir que hay veces que las relaciones están tan deterioradas que lo mejor es dejar que el chico haga su vida. Nada de paños calientes, ni reconciliaciones ni hijos pródigos. Hay veces que es imposible, y intentar solo sirve para seguir en el bucle, porque sabemos que lo que está roto está roto y te acaba estallando en la cara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad a veces no queda de otra, más reconozco que la respuesta fue muy buena. Es de las pocas que he visto no hacía el lado de la madre, donde uno de hijo necesita de algo de comprensión y no la encuentras. Así que felicito a quien le da la respuesta.

      Eliminar
  8. Soy madre de 4 hijos debo reconocer que mi marido y yo fuimos muy exigiente con nuestra hija mayor 30 años tenemos una nieta hija de ella desde pequeños les dimos responsabilidades que tomaran sus propias decisiones pero igual hay problemas nuestra hija mayor tiene mucho resentimiento con nosotros de hecho no nos trae a la nieta yo le pedi perdon llorando por todos los errores que cometimos como padres por nuestra inmadurez pero no sirvio de nada lo peor y que me duele es que mi marido se lleva bien con ella y nunca le ha dicho que no le agrada que estemos distanciadas el no se mete en nada lo unico que se decir q me falta es arrodillarme y seguir disculpandome de algo que ella no puede superar ya no mas todo tiene su limite mi pecado haber sido muy dura y autiritaria pero reconoci mi error con mis otros hijos ningun problema ya no soy esa madre me trate con flores de bach soy otra igual no me habla el tiempo curara las heridas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es normal que le cueste perdonarte porque seguro no supera la de oportunidades y momentos perdidos en su vida por ser tu una madre demasiado autoritaria. Está muy bien que hayas reconocido tus errores y que no los repitas con tus otros hijos pero eso a ella no la ayuda, al contrario, tal vez el ver que con sus hermanos la cosa es distinta le haga recordar lo que con ella no fue y por ello el dolor se le mantenga presente. Soy hermana mayor, se lo que digo. Es difícil aceptar el perdón de alguien cuando el daño echo no se puede reparar pues el tiempo no vuelve atrás. Tal vez algún día vuelvas a entrar en su vida y todo vaya bien pero por muchas cosas buenas que hagas y por muy felices que seáis juntas, ella vivirá para siempre con la frustración de lo que en su pasado no fue y pudo haber sido

      Eliminar
  9. Se el dolor de esa madre y ninguno nacimos siendo madre ni hijos todos aprendemos de nuestros herrores tanto madres ,padres e hijos.
    En mi caso mi hijo es un mal agradecido.
    Por eso entiendo a esa mujer y tambien a su hijo..
    Lo mejor que puede hacer .es no verlo ni llamarlo esperar que el llame o que el la quiera ver .
    Desgraciadamente no hay otra solucion .
    POR EL MOMENTO.,NO HAY QUE PERDEE LA FE

    ResponderEliminar

Puedes hacer una pregunta

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *