Abuso, soledad y resiliencia

PREGUNTA

"Nací en un hogar donde mi padre golpeaba a mi madre. Ella luchó por sus hijos, pero nunca supo defenderse de los insultos y maltratos de una persona borracha y despreocupada de su familia. Fui abusada por tres personas cuando niña (mi hermano, un primo y mi propio padre). A los 18 años dije: "¡No más!" y me fui de casa. Con el tiempo me convertí en una persona mala, estaba con una persona y otra, procuraba castigar a otros y hacerles pagar lo que a mi me hicieron. Los chicos llegaban a llorar por mi, y eso me hacía sentir bien. Los manejaba a mi antojo. Cuando ya había pasado los 25 años regresé por un tiempo a mi casa, pero mi padre nunca me pidió perdón. Conocí a un joven que se enamoró de mi y me pidió en matrimonio. Yo me negué, no quería vivir lo mismo de mi madre. Además, pensaba que todos los hombres eran iguales. En realidad, siento que odiaba a todos los varones, en cada uno veía a un posible violador. Decidí tener un hijo sola, sin ninguna persona a mi lado. Sin embargo, un día conocí a Dios. Comencé a ir a la iglesia. Me bauticé. Una hermana de la iglesia me enseñó la Palabra de Dios y mis heridas comenzaron a sanar. El problema es que en algún momento de ese proceso, un varón quiso aprovecharse de mi, y no supe cómo reaccionar, parecía que había cambiado, y me quedé inmovilizada. Me alejé, una amiga me ayudó y me aconsejó, me puse a vender libros, y ahora estudio psicología en una universidad cristiana. Sin embargo, me siento sola, no encuentro a alguien que me ame. Quisiera formar una familia. No sé qué hacer. Mis amigos y compañeros tienen pareja y yo no, parece que estuviera bloqueada. No quiero pasar el resto de mi vida lamentando no poder formar un hogar. Soy una persona tímida. Miro a mis hermanos y sus familias, y quisiera también formar una. Estoy desesperada. ¿Qué hago?"




RESPUESTA

Siento en el alma lo que has vivido, no es fácil, la violencia genera una espiral de situaciones con consecuencias impredecibles, en muchos sentidos eres una sobreviviente, que aún tiene que dar pasos importantes para salir adelante.

El buscar que otros "paguen" lo que a ti te pasó, es una reacción más o menos común, convertirse en una especie de "vengadora", que al final, termina sufriendo su soledad y angustia, porque por ese camino simplemente no se avanza. Es un sendero aún más difícil y por el cual es muy complejo recuperarse, porque en el proceso de dañar a otros, también te dañas a ti misma.

No deberías esperar que tu padre te pida perdón, ni tampoco tu hermano ni tu primo. Lo que deberías haber hecho es hacer una denuncia penal por lo que te hicieron, porque si tu madre no fue capaz de defenderse ni defenderte, tú deberías cambiar la historia. Es probable que ellos hayan continuado teniendo esa práctica inmoral y desviada con otras personas, tú sólo eres la punta del témpano. Los violadores infantiles y adolescentes, generalmente lo hacen más de una vez y con personas diferentes. Denunciar su conducta, es una manera de sanarte tú, y prevenir el abuso a otros.

Las personas abusadas y que no han tenido ayuda externa tienden a covertirse en individuos que se niegan a crecer o que no creen que sea posible confiar. Sin embargo, una tragedia como la que has vivido no debería marcarte el resto de la vida. Debes aprender a ser una sobreviviente. Lee sobre resiliencia, estudia, analiza y toma decisiones al respecto.

Una persona abusada, en ocasiones se bloquea emocionalmente, especialmente cuando encuentra en su camino a personas que ejercen el mismo poder violento que ejercieron con ella en una edad cuando no podía defenderse. Lo que has necesitado todo este tiempo es la ayuda de un especialista en abuso para que te oriente cómo replantear lo que has vivido de tal modo que puedas darle un vuelco a tu vida y no continuar por esta senda, que lo único que va a lograr es que te sigas haciendo daño.

Me alegro mucho del giro que ha dado tu vida. Lo único es que debes asegurarte de estudiar psicología por las razones correctas. Muchos buscan esta carrera como una forma de ayuda para los problemas que han tenido, pero para eso no sirve la psicología... Así que analiza tus motivos. Puedes, si aprendes, convertirte en una muy buena profesional que ayude a otros, porque has vivido experiencias de vida traumáticas, con resiliencia y ayuda puedes llegar a ser una persona de éxito colaborando en la vida de otros.

Respecto a pareja, ten paciencia, y no te dejes llevar por la ansiedad, lee mi libro El amor no se mendiga, aprende a amar. Lo que no has hecho durante mucho tiempo, el amor se aprende. Los que deberían haberte enseñado abusaron de ti, o estuvieron ausentes como tu madre. Así que mira, pregunta, indaga y habrás dado un paso excelente en el aprendizaje del amor.

En este momento, concéntrate en terminar tu carrera. Es el primer deber que tienes es contigo misma. No debes ser una persona dependiente económicamente de nadie, eso aumentaría tu vulnerabilidad y podrías eventualmente casarte con un abusador, eres, de hecho, una candidata a hacerlo, por esa razón, primero lo primero, tu carrera. Olvídate de lo que piensa tu familia, ¿estuvieron ellos cuando fuiste abusada? No les indiques a ellos lo que debe ser tu propio proyecto de vida, independiente.

Ya vas a encontrar a alguien que te ame por lo que eres. Pero, no es el momento, estudia, saca tu carrera, y alguien inteligente verá que eres una persona valiosa que ha sufrido mucho, pero que además tiene mucho que dar. No te desanimes. Lo peor que puedes hacer es bajar los brazos y deprimirte, en ese contexto podrías aceptar estar con alguien por desesperación y no por amor.

El amor está a la vuelta de la esquina. Pero primero, conviértete en una profesional. No dejes esto a medias. Avanza. Algún día podrás decir que eres plenamente una sobreviviente.

Eres una persona cristiana. Dios puede darte el poder de sanar las heridas más profundas. Acércate con confianza, Jesús dice: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar" (Mateo 11:28). No hay herida que él no pueda sanar.
________________________________

Tal como en las otras respuestas, publicamos la misma con autorización de la persona involucrada. Sin embargo, quienes nos preguntan a través de nuestro blog, asumen la autorización explícita para publicar la respuesta en el mismo sitio. 


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez 
No se permite la publicación de este material sin la previa autorización del autor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Puedes hacer una pregunta

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *